Autor Tema: ¿ Pueden ser los dogmas Católicos contrarios a la razón ?  (Leído 328 veces)

Fegapa

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 664
    • diosoazar.com
Aunque la pregunta mencionada en el título de este tema ¿ Pueden ser los dogmas Católicos contrarios a la razón ? ya fué analizada y respondida en el tema Fé y Razón: ¿ Es la fe cristiana contraria a la razón ? ...Pincha aquí : http://www.diosoazar.com/s/index.phpm_foro?topic=97.0 ...  Lo ponemos en este sitio por la importancia que tiene para el foro actual en el que nos encontramos.

Aunque está claro en la Carta del Cardenal Newman al Duque de Norfolk que: " hay también verdades que trascienden los descubrimientos de la razón (….) en todos los casos el motivo principal por el que un católico recibe esas verdades no es que vengan certificadas por la Historia o la Razón sino que las ha revelado Dios a través de su Iglesia, Maestra, que es su legítimo intérprete... Se aplica también esto a otras verdades en que la Razón tiene que ver más que la Historia, conocidas como Desarrollos de la doctrina cristiana; verdades que no están en la superficie del depositum apostólico –esto es, el legado de la Revelación- pero que, extraídas y formuladas por los teólogos al cabo del tiempo, llegan a ser propuestas a los fieles como objeto de Fe. Ningún católico dirá que tienen que deducirse lógicamente en toda su integridad y exactitud de lo que se creía en los primeros siglos, sino sólo esto: puesto que la Iglesia es Infalible -esto es, capaz de superar cualquier objeción excepto una contradicción directa- no hay nada que repugne a la razón al cotejar esas Verdades Desarrolladas con la enseñanza de los Padres de la Iglesia".

También queda claro que, si los dogmas que conforman la base fundamental de la Religión Cristiano-Católica fueran contradictorios o irracionales, nuestra religión sería básica y fundamentalmente contradictoria e irracional, pues dichos dogmas constituyen su fundamento ... podrán ser contra-intuitivos para los conocimientos humanos actuales, pero NO Contradictorios o absurdos.

Ningún Papa a aceptado que nuestra religión sea fundamentalmente irracional o contraria a la razón.

Como ejemplo copio aquí algunos textos de los dos últimos Papas y del Primero de todos, nombrado por el mismo Jesucristo ( Dios ).

El Papa Juan Pablo II inicia su Encíclica Fe y Razón (Fides et Ratio) de la siguiente forma:

"La fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo (cf. Ex 33, 18; Sal 27 [26], 8-9; 63 [62], 2-3; Jn 14, 8; 1 Jn 3, 2)."

El Papa Benedicto XVI

< “Simplificando, podríamos decir que el cristianismo convenció por la unión de la fe con la razón y por la orientación de la actuación hacia la caritas, a la ayuda con amor a los que sufren, a los pobres y a los débiles, por encima de todo límite de condición. La fuerza que llevó al cristianismo a convertirse en religión universal radicaba en su síntesis de razón, fe y vida; precisamente esta síntesis queda concretada en la expresión de religio vera” > ...

<La orientación de la religión hacia una visión racional de la realidad, el ethos como parte de esta visión y su aplicación concreta bajo la primacía del amor quedaron unidas entre sí. La primacía del logos y la primacía del amor resultaron idénticas. El logos se mostraba no solo como razón matemática en el fundamento de todas las cosas, sino como amor creador hasta el punto de que con-padece con lo creado. El aspecto cósmico de la religión, que venera al Creador en su poder sobre la existencia, y su aspecto existencial, la cuestión de la redención, se vincularon y se convirtieron en uno solo. De hecho, toda explicación de lo real que no pueda apoyar también con razones claras un ethos resulta necesariamente insuficiente. En realidad la teoría de la evolución también intenta dar una nueva fundamentación al ethos desde el punto de vista de la evolución al pretender convertirse en una philosophia universalis. Pero este ethos relacionado con la evolución, que encuentra inevitablemente su concepto clave en el modelo de la selección, esto es, en la lucha por la supervivencia, en la victoria del más fuerte, en la adaptación con éxito, puede ofrecer poco consuelo. Aunque se le intente adornar de distintas formas, sigue siendo un ethos cruel. El intento de destilar lo racional de lo que es en sí irracional fracasa aquí de forma evidente. Todo esto resulta poco apropiado para una ética de la paz universal, del amor práctico al prójimo y de la necesaria abnegación de cada uno. El intento de dar de nuevo un sentido claro al concepto del cristianismo como religio vera en medio de esta crisis de la humanidad debe basarse por igual, por así decirlo, en el recto obrar (ortopraxis) y el recto creer (ortodoxia). Su argumento más profundo debe consistir -al fin y al cabo igual que entonces- en que el amor y la razón coinciden como verdaderos pilares fundamentales de lo real: la razón verdadera es el amor, y el amor es la razón verdadera. En su unión constituyen el verdadero fundamento y el objetivo de lo real.>

* Libro "¿Dios existe? Joseph Ratzinger (Benedicto XVI) y Paolo Flores d´Arcais, Editorial Espasa, págs. 15 a 22


San Pedro, el primer  Papa, en su Primera Epístola (3:15) nos dice:

"Dad culto al Sr. Cristo, en vuestros corazones, siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza."
« Última Modificación: marzo 01, 2019, 10:59:22 am por Fegapa »