Autor Tema: ¿ A partir de la concepción desde que momento un feto es un Ser Humano?  (Leído 10714 veces)

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 487
  • nuevo usuario
Un obispo peruano , según algunos medios publican, ha puesto el dedo en la llaga al afirmar, según interpreto la noticia, que es moralmente ilícito apoyar a quienes defienden el aborto. Ya hemos tratado este asunto al menos inicialmente y a medida que lo maduramos se ve más claramente la gravedad de apoyar una postura que produce muertes de inocentes. Y en este caso siempre recuerdo a Jesús, que tampoco apoyaba el adulterio, impidiendo que se lapidara a la mujer adúltera. Me pregunto cual sería la versión abortista de la escena y qué hubiera hecho o dicho el Señor ante la lapidación en ese caso. Quiero pensar que la frase final no cambiaría. Tampoco yo te condeno; anda, y desde ahora no peques más. Juan 8,11. Pero en aquel caso no había una muerte por medio exigiendo justicia e imposible reparación...

 

piem135c

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 27
  • nuevo usuario
Lo que tengo claro es que el espermatozoide no es un ser humano, ni el óvulo tampoco. Pero el óvulo fecundado tiene, de repente, toda la información necesaria para empezar un ciclo de vida nuevo.
Si miro un huevo de gallina fecundado, no sabría decir si está vivo y es una gallina o está muerto y es solo un huevo que puede llegar a ser una gallina. Pero ocurre que puedo romper la cáscara y encontrarme con un pollo vivo que , si tiene los días suficientes, sabe ya comer solo y sobrevivirá.
En este caso, tendría claro que era ya una gallina. Pero tampoco puedo definir en qué momento exacto deja de ser un proyecto de gallina para convertirse en un pollo vivo. Como el tiempo pasa en pedacitos plankianos, aun será más difícil saber en cuál de ellos se realiza el cambio y el paso de muerto a vivo... ahora no, ahora sí... de manera que, en el caso del aborto,  el que se decida a hacerlo debería saber lo que está haciendo en ese instante , se supone. Porque disparar sin saber no es muy recomendable ... si disparo sin saber si el bulto es un jabalí o el vecino, me haré responsable de , por lo menos, un homicidio imprudente, ¿ no?.
Un vecino me dijo una vez que el mejor método para explicar esto del aborto y el derecho a abortar es esconder al abortista en un matorral y al jabalí en el de al lado y explicarles a los dos  en qué va a consistir el experimento. Lo entienden enseguida, hasta el jabalí.

Polaris

  • moderator
  • Full Member
  • *
  • Mensajes: 158
  • nuevo usuario
Basándome en un texto de Petrusdoa* sobre la duda expresada en relación al título de este tema “ ¿ A partir de la concepción desde que momento un feto es un Ser Humano? “, se puede afirmar que:

Si en el ámbito científico existen no pocos científicos que se abstienen de dar una respuesta   contundente a dicha interrogante, “ante la duda resulta inexplicable la justificación (del aborto) por la vía del derecho”.*petrusdoa

Dado que viene a pelo para responder el cuestionamiento señalado en el título de este hilo,  me permito repetir aquí lo que comentaba yo en el foro “Ética de la vida”:

<Si la ciencia hubiera unificado criterios sobre este cuestionamiento y hubiera encontrado evidencia pro-abortista suficiente, que no dejara duda alguna, para que NINGÚN científico serio que se precie pudiera discrepar. Entonces y sólo entonces, se podría justificar el aborto por la vía del derecho, sin perjuicio de respeto irrestricto a la objeción de conciencia de la persona, del servicio médico (médicos, enfermeras etc.) y obviamente de la madre interesada.

Pongo ejemplos de científicos anti-abortistas:

1.- Dr, Jérôme Lejeune. Médico genetista francés, descubridor de la anomalía cromosómica que provoca el síndrome de Down, y considerado el padre de la genética moderna. Fue Profesor de Genética Fundamental en la Facultad de Medicina de la Universidad de París, miembro de la Academia Nacional de Medicina de Francia, miembro de la Real Sociedad de Medicina de Londres y Doctor Honoris Causa por numerosas universidades. Fuente: Testimony before the Louisiana Legislature, publicado por la Fondation Lejeune.

Dice el Dr. Lejeune:

“Así que incluso en un embrión de una semana, con esas nuevas técnicas, podemos decir ya, “él es un hombre” o “ella es una mujer”, y por tanto sabemos que el embrión ya es, de hecho, una persona humana. Y, si no estoy confundido con el Inglés; cuando se refiere al embrión yo no diría “eso”, porque sabemos que ahí hay un ser humano. Como un marinero sobre su barco, yo preferiría decir: ella está ahí. Recuerden que el pequeño embrión humano posee ya las propiedades que nos permiten reconocer que ella es una mujer, por ejemplo. Rebasa a mi imaginación como genetista que los legisladores, sabiendo que este embrión de una semana es una niña, ¡no se dieran cuenta, al mismo tiempo que es una persona humana!”


2.- rtve 24 hrs publicó esta noticia:.

<Más de 500 científicos esgrimen los "datos de la ciencia" contra el aborto como "matanza de bebés"

Entre otros, Nicolás Jouve, César Nombela y Francisco Abadía, firman un manifiesto
Se oponen a la reforma de la ley del aborto que ha impulsado el Gobierno
Basan su argumentación en que la vida comienza en el momento de la fecundación.>

http://www.rtve.es/noticias/20090317/mas-500-cientificos-esgrimen-datos-ciencia-contra-aborto-como-matanza-bebes/249201.shtml

Nicolás Jouve: Doctor en Biología, Catedrático Emérito de Genética, Presidente de CiViCa, Ciencia, Vida y Cultura. Consultor del Pontificio Consejo de la Familia. Pertenece a diversos comités de Bioética. Autor de varios libros de divulgacón científica y de bioética. Participa en másteres, cursos, conferencias, publicaciones y medios de comunicación.
César Nombela Cano: Microbiólogo. Catedrático e Investigador de Microbiología. Ex-Rector de la UIMP.  Vocal del Comité de Bioética de España.
Francisco Abadía: Investigador de Biología Celular de la Universidad de Granada.


La ciencia tiene evidencia de que un espermatozoide o un óvulo sin fecundar, no son un ser humano. Pero a partir de la concepción , ya tiene el óvulo fecundado la información suficiente para serlo. Y no existe evidencia científica suficiente para probar que ese óvulo fecundado no es un ser humano.

Si existiera dicha evidencia, los legisladores que han justificado el aborto la habrían exhibido como prueba no sujeta a duda. Pero NO lo han hecho, simplemente porque dicha prueba (capaz de unificar el criterio de la ciencia sobre este punto) NO existe. Unos científicos dicen una cosa y otros la contraria. Y sobre esas bases NO se puede justificar el aborto por la vía del derecho, sin incurrir en el riesgo de cometer un exterminio o eliminación sistemática de una parte importante de un grupo humano (los nonatos), con todas las agravantes del caso y eso, en poco tiempo y a escala planetaria producirá más muertes que el peor de los genocidios de la historia humana. Y los legisladores y los demás políticos que emitieron y aprobaron dichas leyes, serán, entre otros, los responsables. Como también lo serán los que simpatizaron y votaron por ellos, sabiendo que eran pro-abortistas.>
« Última Modificación: julio 04, 2018, 11:03:51 am por Polaris »

flozano

  • Consultores
  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 3
  • nuevo usuario
Re:¿ A partir de la concepción desde que momento un feto es un Ser Humano?
« Respuesta #48 : septiembre 22, 2018, 11:06:23 pm »

Disculpen lo corto de mi comentario, desde mi punto de vista, la concepción inicia desde que el esperma ingresa al ovulo y se crea una tercera célula nueva.

Un ejemplo es el desarrollo del cáncer, a una persona le diagnostican cáncer cuando su órgano ya esta infestado de células dañadas por el cáncer, pero desde el momento que se crea la primer célula dañada su organismo ya tiene cáncer.

De la misma forma a partir de la concepción, el ovulo fecundado ya es un ser humano
« Última Modificación: septiembre 23, 2018, 11:58:56 am por flozano »

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 487
  • nuevo usuario
de Infocatólica.com

El embrión y su dignidad

El embrión humano tiene desde el principio la dignidad propia de la persona y merece el respeto debido a ella, pues no es un potencial ser humano, sino un ser humano con potencialidad de desarrollo
Pedro Trevijano Etcheverria – 21/12/18 11:53 PM

El 22 de Febrero de 1987 la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó una «Instrucción sobre el respeto de la vida humana naciente y la dignidad de la procreación. Respuesta a algunas cuestiones de actualidad». Este documento, también llamado »Donum vitae» aborda toda una serie de problemas en torno a la fecundación artificial, el respeto debido a los embriones humanos, a las intervenciones sobre la procreación y a los principios que debe respetar la legislación civil. Veinte años más tarde, en el 2008, la misma Congregación publica una «Instrucción sobre algunas cuestiones de bioética», también llamada «Dignitas Personae» (IDP), en la que ratifica la doctrina de la «Donum Vitae»(IDV).
Estas Instrucciones tienen como objetivo salvar el respeto debido a la vida y dignidad que corresponde al embrión o feto humano y establecen el principio: «Todo ser humano debe ser acogido siempre como un don y bendición de Dios» (IDV II,1).
Es decir, para el Magisterio, todo ser concebido, incluso en el marco ilícito de la fecundación in vitro, debe ser respetado en su dignidad y en su derecho a la vida, por lo que está prohibido sacrificarle, aunque sea para curar a otro. Éste es el gran principio en el que se basa la Moral Católica en estas cuestiones. Hay que tener cuidado porque hay quien está intentando utilizar el término persona no ya como confín entre el universo humano y el no humano, sino de modo discriminatorio dentro del ser humano, entre una fase u otra de su desarrollo, realizándose además con los embriones in vitro pruebas, controles y modificaciones como si se tratase de un producto de laboratorio para uso científico e incluso comercial.
Es indudable que el investigador científico ha de tener clara la idea de que él no puede sin quebrantar la ley moral tratar a los seres humanos ya concebidos, como si se tratase de meros objetos. El embrión humano tiene desde el principio la dignidad propia de la persona (IDP 5) y merece el respeto debido a ella, pues no es un potencial ser humano, sino un ser humano con potencialidad de desarrollo, y por tanto no es una cosa ni un mero agregado de células vivas, sino el primer estadio de la existencia de un ser humano. Todos hemos sido también embriones. Por tanto, no es lícito quitarles la vida ni hacer nada con ellos que no sea en su propio beneficio.Recordemos que, incluso hablando de células embrionarias, la destrucción de una sola vida humana nunca puede ser justificada en términos de los beneficios que podría llevar a otro. No todo aquello que es técnicamente posible es moralmente admisible. El nuevo ser debe ser llamado a la vida en un contexto matrimonial y familiar, «donde es generado por medio de un acto que expresa el amor recíproco entre el hombre y la mujer» (IDP 6), y con estas técnicas hay el peligro de inducir a la idea de que procrear un niño es fabricarlo, pues el hijo vive por el artificio del técnico, con los riesgos de poder considerar a las personas como máquinas que se hacen, se reparan o se pueden rechazar cuando ya no dan satisfacción35. En estos temas la Iglesia suele oponer los términos «procrear», algo natural y lícito, y «producir», algo en sí ilícito. Hemos de insistir en que el hijo no es un derecho, sino un don»(Catecismo de la Iglesia Católica nº 2378).
No existe por tanto un derecho a la procreación; sí existe, por el contrario, un derecho a que el ejercicio de la procreación constituya un proceso humano que haga posible la realización de una procreación responsable, no siendo la descendencia un objetivo que puede pretenderse a toda costa, pues es el bien del hijo el criterio guía de todos los problemas entorno a la fecundidad. Engendrar debe ser el fruto de una donación de amor entre los progenitores, es decir una realidad mucho más profunda que un mero producto técnico, aunque sea la capacidad biotecnológica de hacer surgir una nueva vida en el laboratorio. Hoy que se habla tanto de calidad de vida es indudable el derecho del niño a ser un testimonio vivo de la donación recíproca de sus padres y tener desde el comienzo de su vida unos padres que le ofrezcan intimidad, seguridad y amor.
Una consecuencia de esto es la ilicitud de la inseminación post-mortem, rechazada no sólo por la Iglesia (IDV III), sino por casi todas las legislaciones, salvo la española, que la admite en los seis meses posteriores a la muerte del marido y si éste ha dejado un documento escrito que lo permita.
Pedro Trevijano, sacerdote
 

deneb

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 260
  • nuevo usuario


Según publican los periódicos del día, el Senado del Estado de Nueva York, ha aprobado la llamada  Acta de Salud Reproductiva, que permite la interrupción del embarazo por iniciativa de la mujer desde el principio hasta el día o incluso durante el proceso del parto. Se ofrece cobertura legal para que los niños que sobrevivan a la violenta extracción, puedan dejarse morir como supuestos fetos. ¿ Peor que en la antigua Esparta ?. Sí. Aclaremos que esta ley era una oferta electoral de Hillary Clinton, la candidata adversaria del temido y denostado Donald Trump. Esta terrorífica ley se aprobó el 22 de enero, en el 46 aniversario de la primera ley de despenalización del aborto. Ni siquiera exige la presencia de un médico, bastando un sanitario. En Nueva York es tan sencillo deshacerse de un niño como vacunarse de la gripe. Piensen ahora en lo peligroso que resulta ser concebido y gestado en Nueva York.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 487
  • nuevo usuario
Desde el momento en que seamos capaces de clonar un ser humano, e incluso alimentar el embrión fuera del útero materno, se podrá afirmar sin duda alguna que el ser así formado , el embrión, que se desarrollará en un ambiente artificial de forma continua, sin cambios de estado ni escalones discretos, conservará sus derechos fundamentales a lo largo de todo el proceso. En tal caso, será imposible determinar en qué momento llega a poseer su cualidad de humano sin haberlo sido un instante antes. El camino desde el embrión informe al niño totalmente formado será un proceso continuo con cambios solo a nivel molecular de nueve meses de duración, y esos embriones, sin duda, serán considerados humanos desde el momento cero. No hay diferencia, biológicamente hablando, entre ese embrión llegado del "Mundo feliz" de A. Huxley y el que anidó esta noche en el útero de la mujer que va a abortar este mes de mayo. ¿ Cómo puede justificarse el punto de inflexión que permite el aborto legal ?. La razón globalmente aducida es la propiedad o posesión del cuerpo por parte de la mujer. "Soy la dueña de mi cuerpo", aducen las abortistas ... unas dueñas que en absoluto pueden ni siquiera garantizar estar vivas a la mañana siguiente, unas propietarias precarias que se arrogan , sin embargo, la propiedad y el derecho de vida o muerte sobre un embrión que, por otra parte y además,  posee un información genética de otra persona. La racionalidad del aborto es tan precaria, que no soporta críticas, ni de la lógica ni de la biología. Por eso se blinda y se protege mediante la ley injusta. Lo mismo, exactamente, que hace cualquier dictador con las vidas de sus súbditos .