Autor Tema: CORONAVIRUS Covid 19  (Leído 117 veces)

Fegapa

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 649
    • diosoazar.com
CORONAVIRUS Covid 19
« : abril 23, 2020, 02:44:33 pm »
La historia del hombre esta plagada de calamidades, pestes, guerras etc., pero nunca en el acontecer de la humanidad se había visto algo como lo que está provocando el “Coronavirus” Covid 19 .

Estamos viviendo algo totalmente único e insólito que se ha extendido y mientras escribimos estas líneas, se sigue extendiendo por todo el planeta, llevándose a su paso la vida de muchas personas y la economía de muchos países .

Dejo paso a lo que cada usuario quiera publicar aquí, en relación con esta Pandemia.
« Última Modificación: abril 23, 2020, 02:47:19 pm por Fegapa »

pacolo

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 4
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #1 : abril 24, 2020, 02:21:09 pm »
Muy de acuerdo con Fegapa (La historia del hombre esta plagada de calamidades, pestes, guerras etc., pero nunca en el acontecer de la humanidad se había visto algo como lo que está provocando el “Coronavirus” Covid 19 .).
Creo que estés de acuerdo en que es el resultado de la globalización, los contagios no son resultado de la trasmisión de animales mamíferos, aves, o peces, sino por los humanos que fácilmente nos trasladamos en el planeta, adicionado al avance tecnológico de la comunicación que al instante conocemos lo que esta sucediendo en el otro lado del mundo.
Posiblemente en siglos pasados las calamidades eran mayores, pero mas regionales y los avances médicos y de comunicación no eran tan efectivos.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 384
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #2 : abril 25, 2020, 11:29:07 am »
La sensación más generalizada, a mi modesto entender, entre las gentes de hoy ante la situación creada por este virus, es el estupor, la extrañeza. ¿ Cómo es posible que una situación que solo habíamos vivido en el cine y en las ficciones literarias, o en los libros de historia antigua, esos que narran grandes epidemias asolando el mundo, la estemos viviendo hoy Nosotros ?. La N del Nosotros no es una errata. Con ella quiero destacar que Nosotros, los habitantes de la Tierra en este tiempo, nos consideramos, nadie lo negará, casi una especie superior, desde luego superior a los humanos del medioevo y casi todos los demás.... Nosotros éramos los humanos que teníamos penicilinas y otras muchas XXXcinas que matan a casi todas las bacterias, teníamos muchos XXXvirales que mataban a casi todos los virus, laboratorios donde se estudiaba y diseccionaba la vida y habíamos descubierto el ADN, nuestra joya de la corona que parecía darnos plena libertad para dominar hasta la vida misma... Y eso sin contar las tecnologías de la información, las tecnologías de materiales, de fabricación, de casi todo lo hacía de la Tierra casi un paraíso, del que Nosotros, los humanos del siglo XXI, éramos los diosecillos, y del que muchos se consideraban, equivocadamente como se comprueba ahora, auténticos dioses. Se consideraban y se consideran deberíamos decir, dioses, porque lo probarían los mensajes que los medios airean día tras día , para mantener alta la moral de la humanidad doliente, donde se repite y reitera el podemos, el saldremos, venceremos, resistiremos... sin contar o sin darse cuenta o, tal vez sin querer admitirlo, que el Paraíso donde toda humanidad sueña vivir , era y debe ser un paraíso regido por un verdadero Dios, no por unos diosecillos magníficos, dignísimos, eso sí, pero que , igual que ocurre en las matemáticas, donde cualquier número real está siempre a infinita distancia del límite infinito que lo referencias como conjunto, el ser humano actual, el estupefacto, el atónito al ver su castillo a punto de derruirse,  ese número real, valioso y eminente, el  vir eminentissimus de los latinos, está, de hecho, a infinita distancia de ser un verdadero dios, de ser Dios. Si salimos con bien de esta crisis, muchas gentes volverán a la cordura y situarán al hombre, a sí mismos, en su verdadero contexto: buscar lo infinito sabiéndose finitos y confiando en Dios. Pero después de las estupideces que venimos oyendo, tal vez lo más probable es que volvamos a las andadas. Hasta que un nuevo susto, como ocurre siempre, vuelva a ponernos en nuestro lugar. Y hay sustos que no se solucionan con un antiviral, un antibiótico, una máquina de respiración asistida o un procesador cuántico de gran potencia. Hoy es un virus de unos doce micrómetros pero el próximo podría ser un asteroide de doce Kilómetros, para el que todavía no tenemos antibiótico eficaz ni servirían de mucho, me temo,  el confinamiento ni la mascarilla... y así sucesivamente.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 470
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #3 : mayo 05, 2020, 10:31:22 am »
No hay mal que por bien no venga. Así dice un refrán o dicho del lenguaje español, que significa más o menos que siempre debemos esperar que, cuando se produce algún mal, sea accidente, enfermedad o pérdidas, de él pueden obtenerse efectos positivos y mejoras, tales como : invención de vacunas , mejora de métodos de seguridad y prevención, impulsión de buenas prácticas, como el ahorro, etc etc.
Desde una perspectiva cristiana, este refrán vendría a refrendar la fe en la Providencia divina, que permite los males pero se sirve de ellos para extraer o fomentar bienes mayores que el propio mal sufrido.
Este fue ayer el asunto que, en la misa ( televisiva, como ocurre en estos tiempos de pandemia) se trataba en la Lectura de la Palabra, Hechos de los Apóstoles, donde se narra la diáspora de los judíos cristianos de Jerusalén tras la muerte, el martirio,  de San Esteban, con la presencia de un tal Saulo. De este hecho calamitoso para la comunidad, se siguió la dispersión de los creyentes por todas las regiones cercanas, y con ello la difusión del evangelio en una amplia zona del próximo oriente. Este fue el inesperado beneficio, sin contar con la  conversión de Saulo que, de llamarse así, pasó a ser Pablo de Tarso, Apostol, de enorme influencia en el cristianismo inicial. Y así, oyendo el comentario del sacerdote en esa misa, me preguntaba si de este coronavirus y su pandemia, se seguirán beneficios importantes o se quedará en un cúmulo de desventajas económicas, laborales, sociales y sanitarias, amén de los cientos de miles de muertes sufridas.
Podría citar alguno que se me ocurriría ahora mismo, pero, situados como estamos aún en medio del torbellino, tal vez solo sea el momento adecuado para plantearnos la cuestión y esperar a un momento adecuado para que la perspectiva sea más objetiva y podamos encontrar qué bienes podrían seguirse de los males presentes. En todo caso, los cristianos confiamos en la divina Providencia, sin más. Ella guía el curso de la historia humana, y en sus manos bondadosas vivimos seguros sus hijos, hijos que, sabiéndolo, nos esforzaremos para favorecer siempre el aumento del bien, aún en medio de los males aparentemente triunfantes en muchos momentos de la Historia.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 470
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #4 : mayo 06, 2020, 03:20:07 am »
hace unos años vi un documental de cierta gran ciudad europea que, a través de su sistema de cámaras, controlaba las zonas más conflictivas y actuaba policialmente en casos de necesidad. En estos momentos de pandemia, cuando las personas deben comportarse con exquisita prudencia para no ser contagiadas ni contagiar, esas cámaras podrían ser un excelente medio para lograr que la mayoría cumplan con su deber.
Acabo de ojear una web cam de Madrid, Puerta del Sol, 9.54 de la mañana. Un grupo de personas, creo que 5, están charlando, parece que demasiado próximas. Por la derecha asoma un furgón policial que va a cruzar la plaza , pasando a unos metros del grupo, pero... gira y vuelve hacia ellos, se detiene ( se para  dicen en España) a su lado y, presumo, les llama la atención. No hay una reacción clara, aunque unos segundos más tarde se separan ligeramente. Es solo unos minutos más tarde cuando tres de ellos se van. Al menos la Policía del furgón cumplió con su tarea. Creo que ellos no. Y si en ese grupo se produjo un contagio y a la larga uno o varios enfermos y algún anciano fallece ¿ quién responde de ello ?. Usen las cámaras, que bastante gente, por desgracia, solo entendemos el lenguaje de las multas, aquí y, probablemente, en medio mundo. Y de vez en cuando, solo de vez en cuando, en alguna homilía, un pequeño recuerdo a las obligaciones sociales y ciudadanas, que a menudo son obligaciones de pura caridad, tampoco nos vendrían mal, ¿ verdad?...

deneb

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 254
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #5 : mayo 11, 2020, 12:17:50 pm »
Por vez primera desde ¿siempre? la humanidad entera estamos tomando conciencia de nuestra unidad biológica. Nos hemos sentido tan distintos a lo largo de la Historia, hemos luchado todos contra todos con tanto ahinco y tantas veces, que estamos íntimamente convencidos de que nuestro clan, nuestra tribu, región, nación o al menos continente es completamente distinto y mucho más valioso que los demás. Y ese dogma universal es, incluso desde el punto de vista de la lógica , una contradicción. En efecto, si todo el mundo es mejor o superior al resto del mundo, entonces, cualquier caso,  A>B implica que B>A... etc etc
Lo que demuestra que es más que probable que en realidad el > ( mayor que) debe ser reemplazado por la igualdad más aproximada posible. Y el coronavirus covid-19 ha venido para ponernos en nuestro sitio, removiendo nuestros estrados, destrozando nuestras sedes de seguridad, deshaciendo  nuestros pronósticos,  anulando nuestras previsiones y relativizando nuestras seguridades. Confinados en nuestras casas, encerrados en nuestros palacios, cuevas y cabañas, alejados de nuestros familiares, impedidos de abrazar a nuestros hijos, padres, nietos, temiendo a todo y a todos, imaginando infinitas posibilidades de contagio, enfermedad y muerte. La peste del siglo XXI nos ha igualado a aquéllos que, en las edades antiguas, dejaron testimonios de otras situaciones semejantes, que creíamos imposibles hoy.   
Y ahora que lo sabemos... descubrimos muestra iguadad esencial , igualdad en la pequeñez y, a menudo, en la mezquindad. De pequeños y grandes, de orientales y occidentales, de tirios y troyanos. descubrimos con asombro que  hasta el pequeño gran líder del país más presumido del mundo  ha dejado de hacer y decir payasadas, que el gran jefe del país más poderoso ha empezado a decirlas, descubriendo su papanatismo y las insuficiencias de su escolarización juvenil, que las importantísimas elucubraciones de los veinte han quedado sobre las mesas mientras los ponentes corrían a ponerse a salvo, que los créditos del banco pierden su importancia  vistos desde la máscara de metacrilato que nos separa de nuestro padre moribundo, que los políticos anticristianos, vueltos del hospital, tal vez librados por la campana, proclaman que se han planteado cuestiones éticas... y que, en resumen, casi todo aquello que creíamos importante y poderoso, desvanece su prioridad ante la cruda realidad de ciento de miles de vidas perdidas frente a la ración de muerte que distribuye generosamente un diminuto virus recién llegado a la escena del gran teatro del mundo. Chinos, japoneses, europeos, americanos, africanos, australianos, polinesios, todos a una, por primera vez , como seres humanos y por serlo, juzgados y sentenciados en un mismo tribunal.
Un tribunal frente al que el color de la piel, la nacionalidad, el currículo , no se tienen muy en cuenta.
La primera oleada ha pasado. Algunos países respiran con alivio. Otros se preparan para la segunda. La Ciencia, por primera vez solamente humana, sin banderas,  prepara vacunas, antivirales,  toda la lujosa panoplia disponible hoy día. La Humanidad entera se prepara para el segundo asalto.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 384
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #6 : mayo 12, 2020, 12:28:28 pm »
Sobreinformación. Nunca, tal vez,  se haya escrito tanto sobre algo tan desconocido. Este virus, uno más de su familia, una pelotita de ARN rodeada de una capa de grasa por la que asomas sus antenas a modo de garras de proteínas con las que aferrarse a nuestras células, un ente ni vivo ni muerto, ha sido secuenciado en los laboratorios, examinado y estudiado, pero cada día que pasa ofrece aspectos más intrigantes. En España, ya por el mes de Enero se produjeron aquí y allá algunos casos, parece, de extraños procesos de apariencia alérgénica, erupciones en la piel, sabañones en niños, que los galenos del momento atribuyeron, como suele hacerse, a algún virus más o menos inofensivo o a algún alimento mal congelado. Luego llegó la invasión masiva, las neumonías fatales, las complicaciones inesperadas, la crisis de los respiradores, los colapsos hospitalarios, el estado de alarma, los triajes ( tú vivirás, tú probablemente morirás, porque no hay respirador para ti), las hecatombes en residencias de ancianos y, finalmente, como llega el granizo después de los truenos y el viento, la necesidad imperiosa de confinamiento de la población mundial. Y con el confinamiento , la parálisis de la economía. Y en ese momento, muchos gobiernos del mundo, por una vez al menos, se dieron cuenta de que no estaban allí para medrar, enriquecerse y lucir, sino para ayudar a sus gentes a sobrevivir. Y se produjo la gran invasión de informes, datos, esquemas, gráficas, diagramas, pantallas con informaciones mil, cuya interpretación a veces dejaba mucho que desear. Y muchos supimos de cerca lo que era un virus, su tamaño, forma y costumbres, e incluso a muchos nos cercó y amenazó nuestras murallas, atacó a nuestras familias y se llevó a algunos de nosotros. Y sigue ahí, tan arcano como antes, produciendo efectos inesperados, reacciones tardías en sanados aparentes, recaídas y sustos en gentes que se creían sanados e inmunizados. El lunes se relajó en la mitad de España la rigidez del confinamiento. Y ese mismo día se celebraron algunas fiestas nocturnas contraviniendo todas las normas de seguridad necesarias. Días después, empiezan a viajar algunos aviones repletos de gentes, se cierran bares , terrazas y fiestas en las que parece desafiarse todas las reglas de prevención conocidas. Son una minoría, pero tal vez no sepan que un solo contagiador puede, en una semana, esparcir el virus por toda su región contagiando a miles de conciudadanos. Si suponemos que esa persona contagia cada tres días a otra, que es poca cosa aparentemente, en un mes pueden encontrarse contagiadas millones... Supongo que los que estamos estos días jugando con la salud y la vida como si la cosa no fuera con nosotros, no asistimos a clase el día que se explicaron estas cosas sobre progresiones en la materia de matemáticas... y por eso ahora se actúa con...  conducta temeraria con resultado de muerte, como podría decir algún juez.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 470
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #7 : mayo 14, 2020, 12:47:14 pm »
En España, no se si también en algún otro país,  se ha dado un fenómeno digno de estudio. La muerte de , se calcula, más de diecisiete mil ancianos, en las llamadas residencias de ancianos, en las que permanecen hospedados y cuidados permanentemente. Este número desproporcionado, por ahora más de la mitad de los fallecidos por coronavirus en todo el país, ha hecho saltar todas las alarmas. A propósito de estos hechos, en el foro Infocatólica.com , el sacerdote Jorge González Guadalix publica estos días un artículo al respecto, que titula "Solo morfina" , que transcribo a continuación.
" De las cosas más impactantes que un servidor ha escuchado desde que comenzó la pandemia.
Desde el primer día nos ha impresionado, si es que aún tenemos capacidad de sorpresa, el enorme número de fallecimientos de ancianos en residencias. Todavía no sabemos el número, y mucho me temo que nunca lo sabremos, aunque fuentes tan poco sospechosas de animadversión al gobierno como la Cadena SER, y a falta del recuento de alguna comunidad autónoma, adelanta la cifra de 17.500 ancianos fallecidos por coronavirus en residencias en España.
Ante estos datos han surgido muchas voces de las buenas gentes que se rasgan las vestiduras y denuncian que en las residencias no se trabaja convenientemente, especialmente en las privadas, que estarían forrándose a base de restringir servicios y medios sin importarles nada ni nadie.
En esto, como en todo, es bueno escuchar a todas las partes, y mira por dónde ayer me encuentro de casualidad con una entrevista en esRadio a D. Ignacio Fernández Cid, presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia, la patronal que reúne a las empresas de residencias de ancianos en España. No se la pierdan.
Dos afirmaciones hizo D. Ignacio que me dejaron con el corazón más que encogido. La primera, que desde el primer momento les dijeron que no enviaran a los ancianos a los hospitales, que era mejor que fueran atendidos en la propia residencia: “Desde el inicio de todo esto llevamos denunciando que nos habían abandonado y no nos dejaban hacer derivaciones a centros hospitalarios".  Bien, esto suena a tenemos pocas camas y pocas UCIS y como nos lleguen los miles de mayores a ver qué hacemos, así que mejor se quedan en las residencias y los atienden allí.
Perfecto. Y aquí viene la segunda. Y es cuando desde las residencias se pide, en ese caso, medicamentos para atender a tantos mayores, especialmente retrovirales. Y es entonces cuando llega ese momento en el que todos nos quedamos mudos de espanto: “Los medicamentos que han estado funcionando, que han ido cambiando según los médicos sabían más, no nos los han mandado y por eso la mortandad ha crecido mucho“, “no nos daban la buena medicación, esos medicamentos no los han enviado, pero morfina y para sedación, de todo“, ha explicado.
Esto es lo que hay. Denunciado en un medio de información público por alguien con nombre y apellidos y que debe saber de lo que habla, ya que es el presidente de la patronal de las residencias de mayores.
Hay mucho tufo a eutanasia en todo esto.
Y otra dato que se deba desde alguna residencia: “nos han llegado antes las bolsas para cadáveres que el material de protección".
¿Necesito decir que me entraron ganas de vomitar?"

deneb

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 254
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #8 : mayo 28, 2020, 02:01:37 pm »
Desde luego, este virus, si es natural, está muy bien hecho, entiéndase, como virus. Es de buena familia, los coronavirus de toda la vida, primo carnal del catarro común, por ejemplo. Pero , aparte de estos lazos de familia, se comporta de extrañas maneras. No se limita, como podía esperarse de él, a estropear el sistema respiratorio, desde la garganta a los pulmones, sino que, aquí nace la extrañeza, se maneja muy bien dañando a casi todos los órganos corporales del enfermo: Sistema digestivo, corazón, circulatorio,  y otros variados síntomas que no terminan de aparecer uno tras otro, mientras el convaleciente se pregunta qué es lo que le pasa o lo que le ha quedado después de la fase crítica de la enfermedad.  Esta misma tarde, un periodista contaba su experiencia, anotando este tipo de complicaciones posteriores y que seguían incordiándole en su vida diaria. De hecho, como resumen, empieza a consolidarse la impresión de que a un buen porcentaje de enfermos le quedarán complicaciones sanitarias, a menudo para el resto de su vida. Sabiendo esto, no se comprende cómo hay tantas gentes que parecen, con sus comportamientos, ignorarlo. Uno se admira de ver playas repletas, paseos , calles y plazas llenos de personas sin guardar lo que se llama distancia de seguridad, esos dos metros que pueden librarte de respirar una dosis letal de partículas virales en suspensión aérea... sin contar los funerales multitudinarios, los cumpleaños familiares numerosísimos, las fiestas nocturnas que se denuncian cada día... Todo esto puede parecer exagerado, pero , cuando se lee la prensa diaria se encuentran noticias de este tipo día tras día. Pronóstico ? No me toca hacerlo aquí, pero sí al menos reconocer que las probabilidades de que, en términos de quince días, se produzca un repunte de casos de contagio y enfermedad , han de ser muy elevadas. Lo mismo que ocurrió con las manifestaciones del 8 de marzo, la primera o segunda semana de junio pueden ser demoledoras ( me refiero a España). Solo me queda una esperanza. Que Apolo nos asista, y la fuerza poderosa de sus rayos esterilice el país al completo, calles, plazas, sillas, mesas, arenales , y el virus, aunque solo sea temporalmente, se bata en retirada... Por si alguien se me despista, Apolo era el dios del sol en la mitología griega, y el sol, en España, de aquí a finales de agosto, es un temible enemigo de toda clase de virus, bacterias, humedades y pieles sin protección.... pero ¿ qué quieren que les diga? esos dioses griegos, muy fotogénicos y aventureros sí que parecen, pero como dioses, dioses, pues que no parecen gran cosa, sobre todo a comienzos del siglo XXI. A ratos me da la impresión de este virus sabe más de lo que parece y que , tal vez, solo tal vez,  tenga alguna relación con las escenas evangélicas en las que el Señor Jesús  anunciaba pestes, hambres y terremotos en diversos lugares....( ver  Mateo 24, 7 y Lucas 21,11)

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 470
  • nuevo usuario
Re:CORONAVIRUS Covid 19
« Respuesta #9 : mayo 31, 2020, 10:16:59 am »
Dos posturas frente a frente, contra el coronavirus rampante: vividas ayer, sábado, en lo que llamamos fase 2, una especie de semilibertad vigilada, que incluye limitaciones a mayores para salir a las calles y de número de personas en reuniones y lugares de ocio. La primera , que creo correcta, una visita de un padre y su hijo adolescente, a los abuelos, mayores, en una casita de campo, con puerta en la valla de entrada . Los visitantes permanecieron junto a esa puerta mientras los dos mayores, mascarilla en la cara, desde varios metros de distancia, manifestaban su alegría por poder ver a sus hijos de nuevo, tras varios meses de separación forzada. La segunda, probablemente peligrosa, ocurría unas horas más tarde, en una vivienda, donde un buen grupo de personas, seguramente de una familia, celebraba un cumpleaños. Se que era un cumpleaños porque en un momento dado se oyó la canción clásica. El ruido parecía deberse a bastantes celebrantes, reunidos en un espacio más bien reducido.  Mientras tanto, casi a diario, la prensa trae en primera plana casos de fiestas y actos familiares , cumpleaños y entierros sobre todo, que se sustancian en nuevos casos de contagios masivos por no respetar ni las distancias de separación ni las normas de seguridad adicionales. Y crece la sensación, al menos la mía, de que buena parte de la población se muestra indiferente a las llamadas de prudencia de las autoridades para evitar los riesgos de contagio. Como cristianos, debemos ser conscientes de la gravedad de las conductas imprudentes que pueden causar graves daños a otros, muerte incluida. Tal vez se nos ha educado más para vencer malos pensamientos que conductas peligrosamente imprudentes , y estas son conductas de una gravedad difícilmente medible. Tampoco se si es muy frecuente oír en confesión que alguien se acuse de conducta imprudente  con resultado probable de  daños graves, pero tal vez sean estos unos momentos adecuados para plantearse esta reflexión.