Autor Tema: Desde la butaca  (Leído 3805 veces)

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 487
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #30 : marzo 08, 2020, 05:37:25 am »
A veces, cada vez más a menudo, sustituyo la sesión de cine por la lectura y la audición musical. El libro, la música y la radio son formas elegantes de dar cierto sentido al tiempo que llamamos de ocio y que, a menudo, es el único que tiene el hombre actual para dedicarlo a sí mismo, al descanso de su mente y a lo que ahora se llama inculturación... Y eso exactamente le ha ocurrido a Cefas esta mañana. Cansado de tanta inculturación médica, de tantos informes sobre el coronavirus, conteos de contagios, ingresos hospitalarios, encuestas , porcentajes, cuarentenas y decesos, Cefas ha optado por cambiar de canal y escuchar alguna emisión radiofónica de calidad razonable. Y lo más razonable que ha conseguido oir, hoy, día de la mujer, lo más sensato, lo más elemental, el axioma básico de la sabiduría popular al respecto, y dicho por una mujer experta en lides de feminismo ha sido algo así como " La dualidad hombre mujer es algo incuestionable". Lamento que nuestra cultura al respecto sea la que es, pero hoy día, como ocurriría en un aula para bebés, si se le explica al espectador que el mundo se compone de hombre y mujeres...  a medio mundo le parecerá una obviedad. Hasta aquí todo parece infantilmente normal, pero es que al otro medio mundo, la frase le parecerá ofensiva y, si se tercia, un poco delictiva. De donde se deduce que hay que continuar inculturándose, pero eligiendo cuidadosamente el canal de información.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 487
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #31 : julio 03, 2020, 01:43:41 pm »
Esta tarde he acudido a ver la película Unplanned. Este título, así, a brote pronto, como ocurre con muchos de los títulos en español de films originalmente en inglés, no anuncia nada especial. Sin embargo, es una película impactante. Es una historia, al parecer rigurosamente real, sobre el proceso vital y espiritual de una persona ligada al negocio de las clínicas abortistas americanas. Por la crudeza de algunas escenas , que, como es de esperar,  los abortistas ocultan cuidadosamente, la película ha merecido una calificación estricta que, supongo, no facilita su visionado por jóvenes . Se da aquí la paradoja de que los clasificadores ético morales del film la clasifiquen como especialmente dura mientras los potenciales asistentes, las chicas menores, a veces con quince o dieciséis años, estén legalmente autorizadas para abortar. Sea como sea, es una llamada de atención impactante sobre esta otra pandemia de estos tiempos, que está matando en silencio a mucha más gente que el propio covid19. Y además, siempre gente inocente. Una vez comenté en un diario español que el aborto, sus promotores, en años futuros podrían ser acusados de crimen de lesa humanidad, al haber provocado, sin fundamento científico , tantos muertos inocentes. La respuesta de otros contertulios fue severa, casi escandalizados, lo que me convenció de la pobreza espiritual  e incluso científica de muchos de mis conciudadanos. La pandemia del aborto sigue, y espero que el Señor acabe con ella, resolviendo lo que lo humanos parecemos incapaces de solucionar. Millones de inocentes claman ante El por sus vidas truncadas sin haberle conocido... y que nos perdone a todos.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 396
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #32 : julio 20, 2020, 03:44:34 am »
Por una vez en los últimos meses, la TV pública española se ha dignado programar, para la noche del domingo, una película más o menos normal, en el sentido estadístico del término.  Y es que en ella, en la película, apenas se hace especial hincapié en los temas y situaciones que el progresismo rampante coloca, una vez sí y otra también, para inculcarnos la idea de que tales situaciones son normales, en el sentido habitual de la palabra. Así, en las películas habituales, si hay una adopción, el tono de piel o el rasgado de los ojos deberá inevitablemente dispar entre adoptantes y adoptados; si se forma una pareja, de cada dos una deberá ser unisex, y así sucesivamente. Es como si tuvieras un colmenar y en él la mitad de las reinas fueran  obreras, la cuarta parte zánganos y en alguna , casi solo como muestra, una reina biológicamente real. En ésta hay una normalidad gausiana , aceptable. Alpha es su título. No voy a desvelar su desenlace, muy logrado, pero el tema es una aproximación creíble a la domesticación del perro por los seres humanos en la Prehistoria.Y entre sus actores, si tuviera que premiar a alguno, el actor protagonista canino iba a estar en el podio, aunque hago notar que ese actor no es, exactamente, un actor. Si tuviera hijos en edad preadolescente o poco más, se la recomendaría.Y contra lo que se estila, el fenómeno religiosos está presente y creo que bien tratado. Me imagino que, por estos detalles,  quien haya seleccionado este film  habrá sido ya severamente reconvenido por los ideólogos encargados de mantener la pureza de la línea marcada.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 487
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #33 : julio 26, 2020, 01:35:39 pm »
El actor que cita petrusdoa en el post anterior, no es un actor porque sería más bien una actriz. Lamento levantar una esquina del velo de misterio del film, pero tal vez así alguno se anime a verlo. Pero hoy quiero recordar una película que deberíamos ver de vez en cuando, casi como una oración: La Pasión de Cristo, de Mel Gibson. A pesar de algunos excesos cinematográficos, creo que disculpables, sigue pareciéndome una joya a disfrutar de vez en cuando, aunque a un cristiano le remueva las entrañas y evoque y conmueva y suscite sentimientos profundos de arrepentimiento y rechazo del mal.  Cuando puedan verla, no se la pierdan, aunque solo sea como ocasión para la oración.