Autor Tema: Desde la butaca  (Leído 6941 veces)

deneb

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 366
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #60 : agosto 22, 2021, 12:48:01 pm »
Una bonita forma de revisar películas ya vistas sin aburrirse demasiado es dedicar el tiempo a analizar aspectos técnicos o detalles, que suelen pasarse por alto cuando se está atento a la pura diversión y al desenlace. Hace unos días, y en esa tesitura, descubrí un fallo de montaje , más bien dos, en una de ellas. El primero era que dos escenas separadas en el argumento por varios días, habían sido rodadas en los mismos decorados y consecutivamente: en ambas escenas, el mercadillo era idéntico, incluyendo los extras que deambulaban por él, sus posiciones y hasta los productos que se mostraban. El segundo fallo lo descubrí en otro film cuando el protagonista, melenudo y barbudo impenitente, se afeita y se peina para causar buena impresión a su posible futura suegra; al día siguiente, según el guión, aparece de nuevo, milagrosamente, con la misma figura, poblada barba y los mismo pelos largos y revueltos que lucía antes del afeitado... A veces no son fallos muy evidentes, pero encontrarlos produce el mismo placer que  descubrir al ladronzuelo del chocolate de la despensa o al gato intentado robarnos las salchichas del frigorífico... Y no digamos nada del reloj de pulsera del soldado romano o a los picapiedra celebrando la navidad... La butaca, bien aprovechada, da mucho de sí.

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 615
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #61 : septiembre 08, 2021, 01:07:00 pm »
La butaca es un buen lugar para visionar películas, series, videos y demás elementos del consumismo audiovisual actual pero, cada vez más, también el lugar idóneo para la reflexión, la lectura o la conversación inteligente, si hay un buen interlocutor. Un quehacer diario para quienes tienen o tenemos una visión cristiana del mundo puede ser dedicar desde ella unos minutos al día a la lectura de libros de carácter serio, formativo o religioso,  y sobre todo del Libro por excelencia. A veces ocurre, como hoy, que la mente se encuentra en estado de sequía y apenas se pueden hilvanar un par de frases con sentido. Esto mismo le pasaba hoy a Cefas que, inquieto, intentaba elaborar alguno de sus posts, sin conseguirlo, de modo que ha tomado una pastilla espiritual de las que toma habitualmente  y el efecto ha sido , eso cree, impactante. Tal vez solo unos pocos usuarios de este foro han visto a Cefas en carne mortal, como dice algún amigo de la infancia...  Cefas solo sabe de tres o cuatro, pero hoy ha tomado su Nuevo Testamento, un pequeño volumen desgastado, pegado y reparado, y se ha encontrado con  Pablo, Colosenses 2, 1-3, donde usa una expresión muy ad hoc, muy parecida. Os recomiendo leerlo porque sería un post perfecto para que lo que Cefas podía haber escrito hoy mismo si fuera procedente o  necesario.. A veces ,la lectura de los libros sagrados nos lleva a lo que parecen luces, respuestas instantáneas a nuestras peticiones o necesidades, proyectos o intenciones del momento.  Y a menudo, tras la lectura aparentemente casual de un texto o unos versículos, descubrimos, semiocultas o bien explícitas, las respuestas que busca nuestra alma. Aprovechémonos colocando a mano, cerca de la butaca, tal vez al lado de las gafas, la gran serie novelada y  escrita por el mismo Dios para nosotros. Puede leerse de seguido, o abriéndola al azar ( el inexistente azar) o, alternando, a voluntad, y siempre nos sorprende.

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 615
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #62 : octubre 03, 2021, 05:55:31 am »
Ahora que tenemos Youtube y otras hierbas en nuestro huerto visual, enfrente de la butaca,  constato un grado notable de estupidez, que debe ser compartido por mucha gente, porque si no, no se explica el éxito que parecen tener algunos videos absurdos que proliferan como hongos... estos días estoy invadido, seguramente porque la IA de mi TV me considera también estúpido, por videos en los que unas manos sin cabeza, manipulando cuatro cables y una bombilla, y  siempre un imán de por medio, producen electricidad gratis y sin límite, así, como suena. Y uno, que sabe algo de estas cosas, incluso aquello de que "de donde no hay no se puede sacar", no se explica cómo Youtube admite en sus estanterías virtuales explicaciones que contradicen lo más esencial de la ciencia, que lo que cuentas sea creíble y no contradictorio. Pero ahí siguen, un día tras otro, magos creadores de bombillas que se encienden tocando dos bujías envueltas en hilo de cobre y un imán permanente de un microondas cualquiera, o una moto que anda con agua como combustible o lo que toque ese día, siempre que sea tan absurdo que parezca impactante. Ya no me fío ni de los videos de la Perseverance, que anuncian maravillas y ofrecen pedruscos tras pedruscos que asemejan lejanamente a algún objeto cualquiera, a un animal de piedra o a una rueda de molino mal tallada. Solo los volcanes parecen estos días reales, el palmero, el islandés o el hawaiano, tanto monta... tan activos y realistas que, a veces, viendo deslizarse la lava por la pantalla, miro a hurtadillas si sale desde debajo del televisor quemando mi alfombra...
« Última Modificación: octubre 03, 2021, 06:08:11 am por cefas »

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 615
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #63 : octubre 05, 2021, 05:10:29 am »
Asistimos admirados, también desde la butaca, a la corriente moderadora de costumbres actua,l que pretende cambiar todos los estereotipos sociales, adaptándolos a las convenciones de la nueva sociedad nacida de la explosión de las redes sociales y la información total en tiempo real, me too . Vivimos ahora, por tanto, inmersos en un caldo de cultivo social en el que es posible ver en directo el volcán de La Palma o el Kilauea, el parque natural del Tsavo o las cataratas del Niágara...y escuchar casi en directo las declaraciones y opiniones de cualquiera de los líderes mundiales de cualquier país, materia, arte, sector económico o laboral, religioso, político o sindical... apenas hay lugares del mundo que no nos sean accesibles con solo pulsar unas cuantas teclas de móvil... Esta sobreabundancia de información nos hace, asimismo, objetivo fácil de la corriente oculta de formación o deformación que arrastra. Que sea formación o no dependerá de nuestra capacidad para asimilar la información y tratarla, procesarla, debida o indebidamente. El tratamiento, a su vez, dependerá de nuestra formación básica previa, nuestra capacidad de filtrado y procesado de datos y, en definitiva, de la categoría y capacidad del homo sapiens, sabedor, sabio, que hayamos ido fabricando a lo largo de nuestra existencia. Pongamos un ejemplo.
Hace unos días visioné una película que contiene la versión moderna de un cuento clásico, como son Caperucita, Hansel y Grettel  o Los tres cerditos, sin ser ninguno de ellos...
Pies bien, el film en cuestión presenta un rey autoritario,  sin ideas, un heredero inútil y desorientado, una reina inteligente, una protagonista sólidamente asentada en la vida y en su proyecto vital, una segundona princesa aspirante al trono, inteligente y planificadora extraordinaria, otra reina emprendedora, un hada indescriptible, probablemente LGTBI  y una cuadrilla de consejeros reales despistados. Acabada la vista, mi jurado mental me avisa de que el film pretende desmontar el cuento, traduciéndolo al nuevo lenguaje y a la nueva visión del ser humano, esa donde el varón o es casi siempre tonto o inútil, inmaduro o violento y, en todo caso, machista, aunque siempre víctima fácil de la superioridad femenina. Donde el "si quieres, puedes", dirigido sobre todo a las féminas, campea como un gallardete ondeante en lo alto del palo mayor ... menos mal que los tres ratones del cuento se salvan, por los pelos ó. supongo, porque las ratas siguen teniendo mala prensa. Moraleja: no podemos fiarnos de los títulos. Tal vez esa caperucita que se nos ofrezca sea una inteligente empresaria que seduce al lobo, se queda con su fortuna y  lo mete en un zoo donde trabajará el resto de sus días cazando ratas para las lobas dominantes. Caperucita acabará siendo, con la sabia y prudente abuelita rescatada, la triunfante empresaria del zoo, sin duda. La Nueva Era brilla en las pantallas en todo su esplendor.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 459
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #64 : octubre 13, 2021, 12:35:02 pm »
Hoy ha tocado Ad Astra, un film de ciencia ficción, más bien de anticipación científica, escrito, supongo, a la mayor gloria de Brad Pitt, protagonista exclusivo, casi único actor. El núcleo del guión , visto desde el punto de vista católico adolece, como muchos otros, de escasez de fundamento filosófico o religioso, de modo que se percibe como una sucesión de hechos y acciones hilvanadas puramente como resultado de la necesidad de crear una secuencia de duración determinada. Si se ha querido dar una visión descarnada, triste y sin esperanzas, de un mundo decadente, han acertado. Una sola palabra podría, a mi entender, resumirlo todo: tristeza. La tristeza que produce la ausencia de Dios.