Autor Tema: Eutanasia  (Leído 927 veces)

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 482
  • nuevo usuario
Re:Eutanasia
« Respuesta #15 : febrero 23, 2020, 12:04:49 pm »

Para echar un vistazo y refrescar ideas esenciales, a la vez que entender lo que traman los progres hispanos ...para aliviar, eso dicen,  nuestros últimos momentos y, de paso, poner en marcha su macabra concepción del mundo y su nulo respeto a la vida y a la dignidad del ser humano..
La Universidad Católica de Valencia ha editado un tríptico informativo, del que podemos ver un extracto en esta dirección:
https://es.zenit.org/articles/la-eutanasia-que-llega-a-espana-explicada-por-el...

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 388
  • nuevo usuario
Re:Eutanasia
« Respuesta #16 : abril 13, 2020, 11:08:13 am »
Una eutanasia en segundo plano ?. En este artículo, D. Pedro Trevijano muestra un resumen de la situación de los ancianos, objetivo central del virus en la pandemia actual, y las carencias morales de la respuesta que dan los organismos oficiales de algunos países.
De Infocatolica.com
Los ancianos y el coronavirus
En su Encíclica «Evangelium vitae» San Juan Pablo II nos dice: «¿Cómo es posible todavía hablar de dignidad de toda persona humana, cuando se permite matar a la más débil e inocente? ¿En nombre de qué justicia se realiza la más injusta de las discriminaciones entre las personas, declarando a algunas dignas de ser defendidas, mientras a otras se niega esta dignidad?»
Pedro Trevijano Etcheverria – 10/04/20 6:09 PM
Se dice en la sabiduría popular que para medir el grado de civilización de un pueblo basta ver el modo en que trata a los ancianos. «Es preciso convencernos de que es propio de una civilización plenamente humana respetar y amar a los ancianos» (San Juan Pablo II, Carta a los ancianos, nº 12); «A medida que se prolonga la media de vida y crece el número de los ancianos, será cada vez más urgente promover esta cultura de una ancianidad acogida y valorada, no relegada al margen» (ibid. nº 14) En el Antiguo Testamento numerosos textos nos indican la gran valoración y respeto que se tenía por su prudencia, experiencia y sabiduría, a la ancianidad. Dt 5,16 dice categóricamente: «Honra a tu padre y a tu madre, como te ha ordenado Yahvé, para que se prolonguen tus días y te vaya bien sobre la tierra que Yahvé, tu Dios, va a darte».
«El cuarto mandamiento recuerda a los hijos mayores de edad sus responsabilidades para con los padres. En la medida en que ellos pueden, deben prestarles ayuda material y moral en los años de vejez y durante sus enfermedades, y en momentos de soledad y abatimiento. Jesús recuerda este deber de gratitud (cf. Mc 7,10-12)» (Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2218).
¿Pero sucede esto así o se considera en nuestra Sociedad que el anciano es una vida sin valor? Estos días una amiga me pasó una charla dada en un hospital de Madrid, sobre los deberes éticos ante el coronavirus. En la charla la médico que la daba distinguía entre el sistema anglosajón, con una ética liberal, en la que predomina la libertad del individuo, el principio de no maleficencia, la autonomía, el consentimiento informado. Hay también la ética judeocristiana, basada en el principio de beneficencia, en el que se destinan los recursos a quien más lo necesitan y por último está la ética utilitarista, propia de las catástrofes, en el que los recursos se destinan no al que más lo necesita, sino a aquél con quien más podemos conseguir, descartando ante todo a los ancianos, negándose ya, en el momento actual, según ella, hoy en Madrid, tratamiento a los ancianos de residencias.
Soy persona de 82 años y capellán de una Residencia de enfermos de Alzheimer, en la que afortunadamente todavía no hay personas contagiadas. A mí me enseñaron que el ser humano es una criatura de Dios y por tanto con una dignidad intrínseca. Somos además por el Bautismo hijos de Dios y, por tanto, me duele terriblemente ver como para tanta gente los ancianos son simplemente un estorbo, cuando en tantas ocasiones por su experiencia y sabiduría nos enseñan a captar mejor los verdaderos valores humanos. Me pareció terrible una frase pronunciada por el ministro de Sanidad el 20 de Febrero cuando se discutía sobre la próxima Ley de Eutanasia y se mostró favorable a que la nueva ley incluya bajo su paraguas a pacientes en fase de deterioro cognitivo leve o de demencia leve, y es que para muchos matar a un ser humano, como pueden ser los niños antes de nacer y los ancianos, ya no es por supuesto un pecado y ni siquiera un delito, sino un derecho.
En su Encíclica «Evangelium vitae» San Juan Pablo II nos dice: «¿Cómo es posible todavía hablar de dignidad de toda persona humana, cuando se permite matar a la más débil e inocente? ¿En nombre de qué justicia se realiza la más injusta de las discriminaciones entre las personas, declarando a algunas dignas de ser defendidas, mientras a otras se niega esta dignidad?» (nº 20). Y aunque muchos digan que no creen en el pecado, recordemos la frase de Jesús: «En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es un esclavo» (Jn 8,34).
El corona virus es ciertamente una desgracia terrible. Pero el confinamiento forzoso en el que nos encontramos puede tener un aspecto positivo: nos da tiempo, tiempo para pensar, reflexionar y, ¿por qué no? rezar. Espero que muchos lo consideren así y se encuentren con Dios. Rezo para que así sea.
Pedro Trevijano

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 482
  • nuevo usuario
Re:Eutanasia
« Respuesta #17 : junio 26, 2020, 10:08:43 am »
Siguiendo con la idea de publicar en este foro las últimas informaciones sobre este tema, recomendamos la visita a la página Religionenlibertad.com para conocer, leer o descargar el libro Reflexiones sobre la eutanasia, no demasiado extenso, 50 páginas, del que es autor nuestro conocido colaborador D. Pedro Trevijano. Es un excelente análisis y resumen  de las principales cuestiones involucradas en este tema que, pese a todas las intervenciones en contra, amenaza con implantarse en varios países. De hecho, durante la actual pandemia, se han producido en España, presuntamente por ahora, una serie de actuaciones si no idénticas, sí con resultados similares, a una operación general de eutanasia. Me refiero a la negación de hospitalización para ancianos residentes en Residencias de ancianos, a los que se dejaba morir sin haberlos acogido en hospitales donde pudieron recibir tratamientos más precisos y con mejores medios materiales y técnicos. Una operación saldada con casi diecinueve mil muertos tiene una importancia numérica que puede ser decisiva a la hora de calificarla penalmente. Todos, desde jóvenes a ancianos, deberían pensar al menos que, de ser aprobada, una ley de este tipo les afectará  sin remedio, en su momento. Y tal vez, entonces, cualquier enfermero de aspecto inocente no les ayudará a morir, sino que simplemente les matará legalmente. Algo parecido en los resultados, aunque mucho más horrible en la forma,  hacían los, llamémosles médicos, nazis en los campos de exterminio. ¿ Es ese el futuro que vamos a dejar a nuestros hijos ?