Autor Tema: Origen del Fenómeno Religioso  (Leído 2983 veces)

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 343
  • nuevo usuario
Re:Origen del Fenómeno Religioso
« Respuesta #15 : enero 02, 2017, 01:30:33 pm »
¿ Cómo representa el hombre al Misterio ?
En las religiones primitivas, carentes a menudo de una estructura conceptual suficientemente desarrollada, simplemente se recurre a lo que es considerado más elevado, superior e inalcanzable, el Sol, la Luna, el rayo y en genral cuanto puede impresionar al hombre y crear en él sensación de poder y grandeza. Para ese fin, es suficiente una gran serpiente , cualquier animal poderoso , cimas inalcanzables donde moran los dioses, ríos sagrados, constelaciones celestes, funciones humanas sagradas como la fertilidad,  y un largo etc que podemos recorrer con solo repasar las formas religiosas más antiguas o las actuales menos desarrolladas.
En las religiones místicas orientales, predominan los símbolos conducentes a la extinción de lo pasajero y humano ( el nirvana) ante el Absoluto, buscando la fusión o la identificación con él.
A menudo, lo Absoluto es diversificado en cohortes de divinidades variadas, separadas por funciones , de manera que a veces resulta difícil separar lo accesorio de lo fundamental, lo divino absoluto de lo instrumental. Un dios para cada función y una función para cada uno.
Los medios de comunicación actuales, a través de documentales e informes  ponen a nuestra disposición gran cantidad de datos que hasta tiempos recientes eran de acceso restringido a estudiosos y científicos, y que nos permiten conocer a fondo muchos detalles de estos sistemas de representación del Misterio usados desde la Prehistoria en todos los lugares habitados del mundo.
En cuanto a las religiones proféticas del Medio Oriente, tan extendidas, merecen sin duda un capítulo aparte.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 343
  • nuevo usuario
Re:Origen del Fenómeno Religioso
« Respuesta #16 : marzo 14, 2017, 04:07:56 pm »
En las religiones medio orientales, lo Absoluto se convierte en el Absoluto, personificado en un solo Dios que se comunica con su pueblo y sus elegidos mediante sus enviados y los profetas. Un Absoluto cuyos designios están también absolutamente por encima de los designios humanos, pero un Absoluto que establece con los humanos una relación única que exige, a su vez, absoluta entrega a sus designios y obediencia fiel a sus mandatos. La unicidad del Absoluto es un carácter específico de este ámbito, en contraposición con la multiplicidad de divinidades de otros conceptos religiosos o la absoluta ausencia en otros.
En las sociedades modernas, la idea de Dios en el mundo occidental está ya claramente modelada por el mensaje cristiano en occidente y por la idea de Alá en el mundo musulmán. Perviven, sin embargo , las grandes religiones orientales en los países más poblados de la Tierra, La India y China, así como diversos grupos de creencias más o menos representativas .
En general, el Misterio no se muestra ni es percibido anclado e inmóvil,  indiferente, en el plano intelectual o teórico del ser humano. El Misterio no es solo un concepto o un ente que admirar, analizar y valorar. El Misterio en general supone una interpelación  al ser humano, que se siente llamado a situarse ante él y responder a su llamada con fe,  aceptación y sobre todo conducta coherente con el mensaje que recibe.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 343
  • nuevo usuario
Re:Origen del Fenómeno Religioso
« Respuesta #17 : noviembre 07, 2017, 02:59:07 am »
¿ Qué se espera , qué espera el hombre de su relación con el Misterio, con lo Absoluto, con Dios? Espera una sola cosa, espera su salvación. La salvación, así considerada, podría ser definida como la liberación del hombre de su propia imperfección radical, su limitación esencial que se contradice con su ansia de perfección. Esa salvación debe ser perfecta, total  y definitiva. Y por supuesto, gratuita, pues el hombre, por sí mismo, no puede autoadjudicársela.
La actitud religiosa requiere una relación intersubjetiva, entre el Misterio, Dios, y el hombre, que da lugar al acto religioso, en el que el hombre, saliendo de sí mismo, trascendiéndose, se da, refiriendo todos sus actos y sentimientos al Misterio, que pasa a ser el centro único de su existencia y , admitiendo su limitación y contradicción, adquiere la esperanza de alcanzar su máxima perfección.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 343
  • nuevo usuario
Re:Origen del Fenómeno Religioso
« Respuesta #18 : noviembre 08, 2017, 04:07:53 am »
Hemos dado una definición de la salvación, pero en las diversas religiones o sistemas filosófico religiosos hoy conocidos  esta palabra adquiere algunos significados peculiares. Aunque la salvación en general presupone la liberación del hombre de su estado de imperfección y sufrimiento característico de la vida terrena  y su unión con lo divino, no todas las religiones entienden o prometen lo mismo ni utilizan el mismo camino para lograrla. Basta hacer un recorrido por las más conocidas para reconocer estas diferencias.
La salvación puede ser presentada , hinduismo, budismo, como un estado trascendente   en el que se da la negación de todo fenómeno individual , en una especie de beatitud eterna, el nirvana, estado que se logra mediante procesos y técnicas diversas, como la ascesis, la meditación, sucesivas reencarnaciones, la negación de todo lo mundano, el abandono del mal y de  todo bien e incluso de todo deseo, hasta perderse e identificarse finalmente con lo absoluto. Por el contrario, las religiones teístas, presididas por un Dios único y personal,  presentan un modelo bastante semejante entre sí , en el que la salvación se presenta como la unión eterna y feliz con la divinidad,  sin pérdida de la propia identidad y sus características personales positivas .
En cualquier caso, y como denominador común, se busca la unión con lo absoluto o lo divino, la liberación del hombre de cuanto supone imperfección, dolor, limitación y muerte, y en ello, desde los albores de la humanidad, hemos empeñado nuestros mayores esfuerzos.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 343
  • nuevo usuario
Re:Origen del Fenómeno Religioso
« Respuesta #19 : noviembre 22, 2017, 01:25:50 pm »
Continuando con el tema de la salvación, y referida a las tres grandes religiones monoteístas, Judaísmo, Cristianismo e Islam, en cada una de ellas la salvación se presenta con características diferentes, aunque las dos primeras, en realidad, pertenezcan a una misma línea de revelación hasta el momento histórico de la llegada de Cristo.
En el judaísmo, la salvación se consigue por el cumplimiento de la Ley, ley que en ocasiones llega a ser sumamente estricta y detallada, abarcando hasta los más pequeños detalles de la vida.
En el cristianismo, la salvación que llega por Jesucristo, se consigue por la fe con las obras. La misericordia de Dios suple y completa la debilidad del hombre, respetando su libertad.
En el Islam, la salvación cobra caracteres específicos y se logra por diversos medios, algunos insólitos, detallados en su Libro sagrado, el Corán.
En realidad, las tres religiones comparten  los cinco primeros libros de la Biblia , el Pentateuco,  Génesis, Exodo, Levítico, Números y Deuteronomio, lo que hace del Decálogo entregado por Dios a Moisés, el código inicial de conducta común a todas ellas.
Aunque las tres religiones comparten muchos elementos comunes, y de ellos cabría esperar grandes coincidencias, las diferencias existentes, fundamentalmente con el Islam, han sido históricamente motivo de disensiones e incluso de  persecuciones y guerras, injustificables desde muchos puntos de vista.
También la salvación misma, entendida como relación perfecta con Dios, es vista con diferentes matices en cada una de las tres religiones. El respeto y la adoración priman en el estado de salvación judaíco, la felicidad humana y la abundancia de bienes en el Paraíso islámico y , finalmente, el amor y la comunión con un Dios paternal, uno y trino, en el cielo cristiano.