Autor Tema: Algo más que sapiens  (Leído 2428 veces)

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 348
  • nuevo usuario
Algo más que sapiens
« : agosto 30, 2015, 06:45:40 am »
Lo que pensamos, lo transcribimos a menudo, como es el caso ahora, a través de sistemas artificiales de tal complejidad que es imposible, para un solo hombre comprenderlos en su totalidad. Lo que decimos, puede ser transmitido instantáneamente a cualquier parte del mundo, traducido automáticamente si es necesario y comunicado a miles o millones de personas interesadas en saberlo. Lo que hacemos, lo logramos a través de herramientas, maquinaria y equipos que multiplican por millones nuestra capacidad natural para el trabajo. Lo que comemos y bebemos, y si podemos hacerlo satisfactoria y suficientemente, es producto de la colaboración de toda clase de técnicas, conocimientos, maquinaria y productos artificiales. Hasta nuestros cuerpos llevan hoy, frecuentemente, incorporados y asumidos como propios, mecanismos y piezas de todo tipo que facilitan sus funciones habituales. Todo en nuestro ser y nuestro entorno está  inundado , contaminado y mediado por la dimensión técnica del ser humano , que nos permite elevarnos sobre la debilidad de nuestro cuerpo para convertirnos en la especie dominante, por ahora al menos, en la escala de seres animados del planeta Tierra. Al hombre actual, dotado de tales poderes, tal vez debiéramos rebautizarlo con un nombre nuevo, que añada algo al sapiens tradicional, algo que pueda resumir en una palabra al sapiens que no solo sabe sino que también proyecta y fabrica, elabora y consume, inventa y modifica. Pero éste es un nombre tal vez demasiado largo para un ser aun demasiado pequeño frente al universo descomunal que lo acoge.
Del uso y abuso de estos poderes y saberes quiere tratar este subforo. De las normas que deben o deberían regir ese uso, también. El desafío es complejo y difícil, como suele serlo todo aquello en que se ven implicadas ideas básicas como Dios, la naturaleza del hombre, las reglas de conducta personales y de la especie y, en definitiva, la concepción global del mundo que nos acoge. Desde ellas y con ellas trataremos de dar respuesta, o al menos líneas de solución, a las cuestiones y problemas que vayamos planteando.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 427
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #1 : noviembre 07, 2015, 11:59:03 am »
Dominados como estamos, o al menos invadidos, por la Técnica , hasta el punto de que nos es prácticamente imposible prescindir de ella hasta en las acciones más sencillas... me despierta la alarma de mi móvil, me ducho con agua a 30ºC, desayuno tostadas  y leche desnatada, tomo el bus hasta el trabajo, subo en ascensor hasta mi planta, uso una clave de acceso... pregunto y me pregunto si es necesario ó urgente incorporar a los sistemas de formación del futuro ciudadano, o sea a los planes de estudio y formación una asignatura en la que se estudien los problemas básicos que plantea este uso continuado de lo técnico. En definitiva, una materia llamada "Tecnoética " y cuáles deberían ser sus capítulos más importantes.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 427
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #2 : diciembre 29, 2015, 10:54:08 am »
Entre los avances científicos que son, a la vez, avances tecnológicos desde el momento en que son aplicables a algún aspecto mejorable de nuestras vidas, surge este año 2105 con luz propia el que parece que se dirige a permitir cambiar o modificar los genes defectuosos causantes de enfermedades o discapacidades... Si ello es así, estaríamos ante uno de los mayores desafíos éticos de la historia, ya que esta posibilidad equivale a lo que en los procesadores de textos llamamos Editar, esa función que permite traer a la pantalla un texto o un  archivo y modificarlo como creamos conveniente. En el caso que nos ocupa, se parecería a editar el ADN dañado, modificar el gen o los genes adecuados y reingresarlo en la carpeta ( célula) correspondiente, listo para realizar correctamente lo que hasta el momento hacía defectuosamente.  Visto así, en esquema, parece un avance maravilloso, sobre todo para las personas que verían en ello una solución a sus males.
La gran pregunta es quién debe estar autorizado a usar semejante arma biológica, y con qué criterios ( éticos, morales, políticos, económicos, sanitarios, reproductivos, etc ) podría utilizarse, en qué casos y con qué limitaciones. Pensemos un momento en los poderes que sobre la vida de las gentes tendría este descubrimiento y cómo debe ser regulado su uso y disfrute...
Por desgracia o por ventura , muchos avances que se presentan como panaceas a grandes males, como las células madre y sus colaterales, presentan luego tales inconvenientes y complicaciones indeseadas e imprevisibles, que suelen convertirse en áreas de investigación y estudio durante largo tiempo.
La historia se repite una y otra vez. Mientras el homo usaba como utensilio y arma única el palo, no se requería apenas norma alguna para su uso, pues la energía implicada, el bien y el mal que producía era más bien escaso. Cuando se domestica el caballo, se descubre el bronce, el hierro, la lanza , el arco, las máquinas de vapor, el motor de combustión, la energía nuclear, etc capaces de movilizar energías y efectos cada vez mayores... no queda más remedio que regular, sistematizar y controlar sus usos , aplicando en cada caso los principios éticos universales que parecen más adecuados .
Y así hasta hoy y, probablemente, hasta y mientras el homo pise esta Tierra.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 348
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #3 : marzo 14, 2016, 12:25:36 pm »
Un área de la técnica en la que es necesario aplicar escrupulosamente el sentido ético que poseemos, en este caso, cristiano católico,  es la referida a los protocolos de reproducción asistida. Por desgracia para quienes nos preocupamos por las vertientes éticas  de la técnica, la mayoría de los medios presentan estos protocolos como elementos necesarios para el desarrollo y el progreso de nuestra especie, incluso desde el punto de vista sanitario. El resultado de estas campañas de divulgación a las que estamos sometidos a diario nos puede llevar a admitir como naturales, inocuas y lícitas algunas técnicas que encierran gravísimos peligros e inmoralidades, ocultos en los detalles que no se nos revelan explícitamente en los informes a los que tenemos acceso el común de las gentes. Pongamos un ejemplo sencillo: imaginemos una técnica capaz de curar el cáncer mediante transfusiones de sangre fetal, que supusieran , en un 50% de los casos y por algunos detalles del proceso a seguir, la muerte de los donantes, naturalmente no voluntarios.... Si esa técnica se publicara íntegra, sería rápìdamente rechazada y sus ejecutores juzgados sin dilación, pero... supongamos que el informe que llega al público se limitara a explicar las ventajas para el enfermo sin citar el resto o mostrándolo desde el aspecto puramente científico de tal modo que no fuera posible, para una gran mayoría, atisbar las consecuencias de los daños colaterales. Probablemente sería aceptada, y ese dato "irrelevante" del riesgo del 50% de fracasos se podría limpiar citándolo como un 50% de éxito... al fin y al cabo, los datos se pueden presentar de muchas maneras. Por eso, y porque los avances de la ciencia  nos pueden ser cada vez menos inteligibles, sería conveniente afinar nuestro sentido crítico para no dejarnos embaucar por resúmenes y divulgaciones sin rigor que escondan realidades inaceptables. Para ser ciudadanos responsables del siglo XXI debemos estar formados e informados al nivel que requieren la ciencia y los adelantos técnicos de los que disfrutamos.  Eso supone leer, estudiar, estar al día, informarse en fuentes fiables, pero es lo que se nos pide por vivir en una sociedad repleta de bienes tecnológicos, de aparatos que nos facilitan el trabajo , los viajes, las comunicaciones , medicamentos que alargan nuestra vida, etc etc   . Homo sapiens sapientíssimus.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 427
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #4 : abril 22, 2016, 04:21:59 am »
Aquí y en otros muchos foros los humanos nos preguntamos cómo utilizar y cómo debemos utilizar la técnica. Anoche, en la duermevela de la madrugada, una emisora de radio entrevistaba a alguien que planteaba la pregunta inversa
                                ¿ Cómo nos utilizarán las tecnologias ?
Al amparo de los adelantos científicos se está desarrollando una filosofía , más bien una religión, que pone a la Ciencia, el Saber, la Inteligencia, el Hombre en definitiva, en el lugar de Dios, en el punto omega de lo existente , el no va más del desarrollo y la felicidad humana. El artículo primero de una posible nueva Constitución de la Grandeza Humana diría, más o menos así:
                                  No hay límites para el ser humano.
En los ambientes más cientifistas y optimistas se predice que hacia 2050 a más tardar, la Inteligencia Artificial, IA, esa que será imposible diferenciar de la nuestra, superará a la humana, y a partir de ese momento, ella, la IA,  llevará las riendas del desarrollo científico, tecnológico y humano en general. Los hombres no tendrán que trabajar, que investigar, que procurarse medios de vida, será la IA quien ( quien) se encargará de todo eso. El Hombre dedicará su tiempo a hacer aquello que más le guste, sin limitaciones ni imposiciones, en una especie de Olimpo universal, ya próximo.
Desde luego, los planes para ese futuro incluyen la inmortalidad lograda por la nueva ciencia ligada a la IA , salvo casos de fuerza mayor, todavía...   
Será el momento en que las tecnologías podrán empezar a utilizar al hombre, y de ahí la pregunta con la que encabezábamos este post. Y de acuerdo con esta filosofía, se acuñan frases tan ambiciosas y solemnes como: El límite de lo posible ya no es lo imposible.
Es un acto de fe en las supuestas infinitas potencialidades de un ser humano elevado a la categoría de un dios, un ser ante el que han de someterse todas las cosas y que no responde más que ante sí mismo. Una vez más resuena el "seréis como dioses" del Paraíso, esa frase que tanto nos halaga y que tantos daños ha causado a lo largo de la Historia. Claro que nos gustaría ser dioses, al menos diosecillos, pero si somos realistas, comprobaremos que , pese a las declaraciones de grandeza que leemos a diario, la maldad o la fragilidad humana las contradicen cada día.
Esta nueva religión, tan humanista como poco realista, se infiltra cada día por todos los poros del mundo científico, y hemos de estar atentos a ejercitar nuestra capacidad de crítica para discernir lo que tiene de positivo de lo que no es sino un sueño sin fundamento.  Los mundos de A.Clarke, Assimov,  Sagan , son  el paradigma de ese futuro en el que nos quieren hacer creer. Un mundo en el que, según alguno de esos autores, llegará un momento en que la Técnica no se podrá distinguir de la magia. Y voy entonces y me pregunto: cuando la IA gobierne mi mundo, ¿ qué o quién decidirá si debo seguir vivo o ha llegado la hora de eliminarme ? . Mientras tanto, nosotros seguiremos apoyados en nuestro fundamento infinitamente sólido : el amor y la sabiduría infinita de un Dios en quien , gracias a su gracia, seguimos confiando.
« Última Modificación: abril 22, 2016, 04:24:56 am por cefas »

deneb

  • Consultor
  • Full Member
  • *
  • Mensajes: 227
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #5 : abril 25, 2016, 11:08:46 am »
Me parece un poco optimista lo del año 2050 y la IA sobrepasándonos. Por muy lista que sea una máquina, lo más que consigue es ser más rápida y manejar más deprisa los datos, pero en el fondo no deja de ser un espejo de la inteligencia que la construye. Por eso creo que se podría pensar en una ley que dijera algo así como: Una inteligencia creada no puede sobrepasar a su creadora. que escrita en lenguaje sencillo sería : De una caja solo sacarás lo que hayas metido. Yo puedo escribir un programa informático que haga miles de operaciones por segundo, pero es que el propio ordenador es producto mío ( humano) y aunque el programa haga en un minuto las operaciones que yo haría en dos años, solo hace lo que yo le he enseñado, y si lo hace más deprisa es porque yo utilizo fuerzas y leyes preestablecidas a mi favor. Todo lo más, el mérito está en el hacedor de esas leyes y de mi propia inteligencia. Además, para 2050 es probable que en muchos países de Europa solo haya cuatro ancianos indígenas viviendo en las reservas ad hoc y doscientos millones de inmigrantes venidos de todas partes a sustituir a otros tantos europeos no nacidos o abortados...  y donde hoy suenan las campanas solo se oigan muecines o almuédanos  llamando a la oración...
« Última Modificación: junio 29, 2017, 02:18:01 am por petrusdoa »

deneb

  • Consultor
  • Full Member
  • *
  • Mensajes: 227
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #6 : junio 29, 2017, 02:46:42 am »
Otro problema potencial derivado de la posible omnipresencia de la tecnología es la posibilidad, hoy ya una realidad parcial, de que vaya sustituyendo la presencia del humano por la máquina, léase robot o autómata o cualquier otra aún no descubierta. Allá por los 70 del siglo XX empezaron a popularizarse en muchas industrias los brazos robóticos, esos entes mecánico-electrónicos de aspectos levemente humano, casi siempre un brazo giratorio dotado de pinzas o manipuladores, capaz de realizar las mismas o parecidas funciones que el humano que hasta ese momento ocupaba ese puesto de trabajo.
El puesto de trabajo sustituido era entonces, por lo general, de los denominados peligrosos o fatigantes por repetitivos o exigentes. Recuerdo uno de ellos , precisamente el encargado del manejo de una máquina de inyección de cierto metal, que debía extraer del molde la pieza recién fabricada ajustando su cadencia a la de la propia máquina y evitando las maniobras erróneas que permitirían a la máquina, automatizada entonces en lo posible, atrapar su mano o, en el momento de la inyección, rociarle de metal fundido... La aparición del robot supuso un alivio para todos y a la vez una mejora de la producción, mejora que, naturalmente, se extendió enseguida a todas la máquinas similares de la fábrica. Si fueron diez, aparecieron diez operarios silenciosos, trabajando 24 horas al día a oscuras , con altas temperaturas,  sin paradas, sin sueldo (salvo amortizaciones ...), sin reclamaciones, y otros diez a los que debíamos dar ocupación, si era posible...
Hoy día, existen innumerables empresas donde ese ejemplo es difícil de repetir, porque desde su inauguración gran parte de los operarios son ya robots o lo son casi todos, con un pequeño equipo humano dedicado al mantenimiento y labores anejas a mejoras de instalaciones. A veces, incluso, podemos contar con naves de producción completas gobernadas por ordenadores, con un solo operario a cargo, y con las labores necesariamente humanas encargadas a otras empresas especializadas en cada tipo de tareas. En el colmo de la automatización actual, podemos imaginar una empresa de robots o brazos manipuladores dedicada a fabricar esos mismos elementos. Por ahora, siempre nos quedan restos de actividad que debemos seguir realizando los humanos, pero la tendencia es clara al respecto, por eso formulo las cuestiones que sugiere este mensaje: ¿ Qué ocurrirá cuando la mayor parte de la actividad laboral, incluidos los servicios, esté desarrollada por robots, incluida su propia fabricación ? ¿A qué dedicaremos nuestras energías ? ¿Quién pagará sueldos a los humanos expulsados de las líneas de trabajo tradicionales ? ¿ Qué nuevos tipos de trabajo remunerado aparecerán? ¿ Cómo se organizará el sistema de fabricación y control de la masa de dinero circulante y su distribución ...? ¿ A qué llamaremos justicia social ? etc etc etc

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 427
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #7 : junio 30, 2017, 04:58:34 am »
Pues en efecto, Deneb. El sistema monetario actual se supone que es la contrapartida del conjunto de derechos económicos, bienes y servicios disponibles. Entendemos más o menos bien sus movimientos habituales y cómo dominar, es un decir, sus espasmos... pero puestos ante la tesitura de que uno de sus elementos más importantes, el trabajo humano que crea bienes y servicios y por ellos recibe una retribución, desaparezca en gran parte, estamos obligados a repensar  ese mundo nuevo y sus nuevas circunstancias, donde el trabajo humano deberá ser en gran medida intelectual, de creación, o simplemente de ocio, donde trabajar físicamente puede ser excepcional y donde las máquinas inteligentes lleven el peso global de la producción.  Un mundo donde, tal vez, levantarse a determinada hora sea opcional, donde se pueda emplear el tiempo según la propia decisión y , siempre tal vez, solo necesitemos una hora diaria para aportar algo útil al sistema productivo. Y todo eso mientras millones de máquinas inteligentes trabajen día y noche , humeen las chimeneas ( solo vapor de agua, espero) y barcos, aviones y vehículos terrestres, todos sin conductor, se muevan incansables, mientras los robots humanoides domésticos hagan las labores que hoy hacemos nosotros ( excepto aquellas en las que nadie puede sustituirnos aunque ¿ quién sabe?)...
Tal vez un enorme sistema informático, pues el dinero físico ya no servirá, se encargue de contabilizar el saldo en derechos ( y deberes) que corresponde a cada humano en alimento, vivienda, sanidad, trabajo personal pendiente,  y demás entidades consumibles, en función de los parámetros que rijan en su momento como pueden ser formación, herencias ( tendrán sentido ?), trabajo ya aportado al sistema, necesidades, etc.
Hay muchas obras de ficción en las que se trata este mundo potencial pero, como es habitual en toda ciencia ficción que se precie, pocas cosas de las previstas coinciden con la futura realidad. Por ejemplo, creo que nadie previó el auge de la electrónica o la aparición del omnipresente móvil.
Tan solo Teilhard de Chardin, en su " El fenómeno humano" creo recordar que evoca una humanidad totalmente comunicada en una especie de organismo o ente único universal... pero Teilhard era cristiano católico y para él Cristo era el verdadero Gran Atractor, y su punto de vista lo consideraba así. Sea como sea, la prudencia nos exige ir pensando en los pasos que llevan a esos escenarios casi apocalípticos donde casi nada de lo conocido tendrá plena validez...
Modificar mensaje
Reportar al moderador     85.48.113.26 (?)

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 427
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #8 : septiembre 16, 2017, 06:03:30 am »
La técnica llevada al extremo, el saber físico aplicado al límite, es capaz de provocar hasta la destrucción y la muerte del sabio.
La humanidad, la sabia humanidad ha desarrollado saberes y sus técnicas hasta alcanzar cotas de autodestrucción inesperadas.
En la tribu humana primitiva  solo se disponía de uñas y dientes , y algún palo, como medios capaces de defensa o de producir daños más o menos serios. Dado lo ineficaz de la medicina de entonces, a veces bastaría un rasguño para producir la muerte del rasguñado, pero en general no había demasiada capacidad para producir grandes lesiones a otros individuos y mucho menos en el ambiente... escenario muy diferente del actual, en el que una sola persona o una sola arma pueden producir daños incalculables.
Algunas capacidades de daño grave o destrucción pueden justificarse en la necesidad de defender la vida humana y sus bienes frente a amenazas naturales o depredadores más o menos peligrosos. Así, las armas de fuego serían instrumentos adecuados para defenderse, en la naturaleza, de los grandes depredadores peligrosos para el hombre. Pasado ese límite de autodefensa, no se ven razones poderosas para seguir desarrollando armas más potentes y medios más eficaces de destrucción salvo que, admitámoslo, pensemos en las guerras, situaciones en las que el enemigo amenaza nuestra supervivencia, la de toda nuestra tribu y hasta nuestros medios de supervivencia.
Entonces, y solo entonces, al calor de una situación de guerra total, el ser humano descubre la energía nuclear y fabrica armas capaces de destruir a todos los enemigos, a él mismo, a todas las tribus y a todo el medioambiente. ¿ Son armas razonables ?
Desde luego, armas capaces de destruir el único ser biológico racional conocido no parecen muy razonables, pues proceden contra su propio origen y fundamento. Pero su irracionalidad no procede de su capacidad de destrucción sino del objetivo que se les supone. En efecto, un arma nuclear que hoy solo se supone utilizable en un acto de guerra podría ser un instrumento muy útil en minería a nivel planetario, o en obras de ingeniería a gran escala o terraformación en otros mundos o, tal vez convenientemente domada, como fuente de energía para viajes espaciales a lugares lejanos o, puestos en lo peor, para sustituir la fuente de energía solar si llegara a fallar la original ,,,
En definitiva, el saber científico aplicado , la técnica, no sería en sí misma buena ni mala, sino que el mal o el bien se situaría en el ser que la utiliza, en los fines que persigue y en la moralidad que le es propia. Las armas de fuego, que tantas víctimas humanas han producido, no han sido nunca consideradas un mal sobrevenido a la humanidad, sino un bien a menudo mal utilizado.
Por eso, estos días, mientras el pequeño y norteño país coreano parece recrearse en su potencial de hacer daño, tenemos una ocasión magnífica para preguntar para qué quiere poseer unas armas que no puede utilizar sin poner en peligro su propia existencia... y usando una frase hasta graciosa que se emplea a veces para evocar situaciones como éstas , podríamos decir que tiene más peligro que un mono con dos pistolas.

deneb

  • Consultor
  • Full Member
  • *
  • Mensajes: 227
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #9 : enero 30, 2018, 01:40:15 pm »
Ayer, mientras la Tv daba noticias sobre no se qué pase de modelos , comentaban que habían entrado en el back stage y habían preguntado a una top model sobre las tendencias en el prêt a porter... etc etc. Como se lee, todo muy normal a estas alturas, mezclando sabiamente español, inglés, francés y latín. Y esta tarde, el hijo de 9 años de un conocido nos contaba que venía de clase de Aloha ( uso de ábacos matemáticos made in Japan ) , e iba  a clase de robótica donde estaba construyendo módulos para fabricar un robot, y nos los mostraba en su tablet, esa cosa rectangular casi viva que ha sustituido a los libros... Los de ahora, en realidad son niños quasi tecnológicos , con la musculatura del pulgar ya algo más desarrollada que la nuestra, cráneo ligeramente inclinado hacia adelante para ver la pantalla sin contracturas, y mentalidad binaria progresivamente adaptada. Todo ello me ha llevado, en mi siesta vespertina de veinte minutos a imaginar el lenguaje y la tecnología del año 3000 d.d.C. En esa época, tal vez nuestro:" Hola, Felipe ", dicho en el lenguaje hipertecnificado ( binary universal) de entonces sea algo  así: " 000 100 00 01 0101 10 00 11 1100 10" , donde los ceros se pronuncian como o y los unos como i, o sea, en versión 2018 sonaría así " ooo ioo oo oi..." lo que significa una ventaja adicional, que es que cualquier computador próximo podrá entenderlo, incluido el micromóvil colocado de nacimiento en todo el mundo a la altura del hueso parietal izquierdo, con ranuras para insertarle todo tipo de extensiones, por ejemplo la carrera completa de cirujano vascular o la de costurera  o la de pastor de velocirraptores híbridos ( en mi sueño eran a gasolina y electricidad , no se por qué ).Había más  cosas maravillosas e inesperadass, pero apenas he podido vislumbrarlas, porque el nuevo reloj de pulsera que me han traido los Reyes Magos  este año ya está preparado para gobernar mi vida y me ha despertado advirtiéndome que eran las catorce y veinte del día 30 de enero de 2018, mi posición era ( datos del GPS), mi tensión arterial tal, mis pulsaciones n, estaba en posición de decúbito supino y debía ponerme en pie para llegar a las catorce cuarenta y cinco a mi lugar de trabajo.... Y así todo el día , oiga... no calla ni debajo del agua, cuando no me da la hora me recita las cotizaciones de las Bolsas o los vuelos a London. Porque además es irrompìble e imperdible ( pita cuando se separa de la muñeca) que si no...

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 427
  • nuevo usuario
Re:Algo más que sapiens
« Respuesta #10 : febrero 19, 2018, 04:04:29 am »
Algunos sapiens intentan retorcer la Biología para adaptarla a sus particulares gustos. No solo sapiens, sino el siguiente paso: supersapiens. Este nuevo especímen humano,  supersapiens , al menos él mismo se considera tal, está apareciendo en diversas partes del llamado mundo civilizado.  Suele ser eficaz , sin duda por su poder de acción, suele ser un superhumano dedicado a la política, y destinado por autodefinición a arreglar el mundo con sus ideas geniales y a modificar lo que sea necesario, incluso su propio sueldo para lograrlo, con la única condición de que sea siempre una modificación al alza, supongo . Pues bien, según las nuevas directrices, ese supersapiens, amparado en la infalibilidad que le confiere su innata sabiduría específica, declara la innegable igualdad entre hombres y mujeres, los elementos más numerosos de la especie hasta ahora humana, pero introduce, astutamente , otros elementos intermedios que se definen como LGTBIQ. No, no se molesten en investigar las características que le han llevado a esta curiosa clasificación; no intervienen en ella ni caracteres raciales o étnicos, ni formación, ni grupo sanguíneo ni compatibilidades médicas, ni siquiera opiniones políticas, que ya están muy explotadas. La clasificación biológica de los humanos se ha venido basando en  el sexo, varones y mujeres . Pero parece que ni les basta ni les gusta lo que se venía considerando el sexo hasta ahora, que debe ser demasiado sencillo y sobre todo demasiado biológico. Ahora debe clasificarse al personal , proponen, según lo que cada persona crea o considere cuál , qué y cómo es o debe ser su sexo. Y todo legalizado, naturalmente, y visado no por la Biología ciencia, sino por la ciencia infusa que debe reconocérseles en virtud del voto democrático que creen o dicen les asiste... Ciertamente, en la historia de la humanidad se ha visto ya todo bajo el sol, casi todo tipo de desviaciones estadísticas  en casi todos los campos de la actividad humana. Pero la guinda que adorna esta tarta es que esta clasificación intentan que sea obligatoria, dogmática , irreversible e intocable. Una especie de axioma ,  que sea base y fundamento de nuevos teoremas .
Ahora bien, uno de los caracteres que define una especie y la separa de las demás es la posibilidad de cruce biológico entre sus individuos. Si no existe esa posibilidad, las especies se consideran diferentes, tal como sucede con leones y cebras, por ejemplo, aunque haya algunas cercanas que la admiten, pero con limitaciones a menudo. En el caso que nos ocupa, está claro que en la mayoría de esos nuevos grupos sexuales humanos no existiría en general posibilidades de procreación de nuevos individuos del mismo grupo fértiles o viables. Luego, en principio, si usáramos ese único criterio,  los individuos de esos  nuevos tipos podrían ser considerados ajenos a la especie humana en tanto en cuanto sean grupos separados y autónomos . Súper o mini especies , eso sí, de corto alcance biológico, autoextinguibles . Como cuando en la colmena, todos sus componentes, reinas, R, obreras, O, y zánganos, Z , deciden alterar por su cuenta las normas naturales de su especie, la Apis Mellifera, y asumir las funciones propias de su reina, combinándose de todos los modos posibles, seis , combinaciones con repetición de tres elementos tomados de dos en dos:  RR OO ZZ RO RZ OZ. Solo una fértil, RZ, ya seis veces menos probable, pero todas comiendo. Adiós colmena. Adiós, Apis Mellifera. Adiós, homo sapiens.