Autor Tema: R. Dawkins vs. Dios  (Leído 1569 veces)

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 423
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #30 : enero 10, 2019, 04:09:33 am »
Richard Dawkins parece sorprendido por el hecho de que muchos de los grandes científicos del pasado o incluso del presente manifiesten creencias religiosas , y mayormente cristianas. Aunque eso sea lo esperable en un ambiente como el europeo americano  cristiano, parecería lógico esperar que las mejores mentes, al menos las más cultivadas, señalaran al resto  un camino adecuado en busca de la verdad sobre la existencia de Dios. De hecho los mejores cerebros conocidos señalan insistentemente en esa dirección, y hasta Einstein insiste de varios modos en esa búsqueda.  No todos consiguen una respuesta satisfactoria pero entre todos muestran la existencia de una inquietud permanente humana al respecto. Todos parecen necesitar a un Dios, un ser personal, inteligente , origen y causa del resto de causas y seres existentes.

Lo que también parece evidente es que la demostración de la existencia de Dios ( al menos en el estado actual de la mente humana) o bien no pertenece al mismo ámbito de las ciencias matemáticas o las experimentales o bien presenta un grado de dificultad extremo que hace que nuestra capacidad de lógica sea a menudo insuficiente para lograr una demostración tan evidente como la del teorema de Pitágoras o del volumen de una esfera.

Esta dificultad puede tener al menos dos orígenes: el primero, que al tratarse de una demostración sobre un ser esencialmente vivo, activo  y libre, no se preste a nuestros métodos experimentales ni podamos situarlo o encuadrarlo en los escenarios físicos espaciotemporales  donde nos movemos habitualmente, y en segundo lugar, que tratándose de un ser personal no baste  nuestra intención para someterlo a nuestra inquisición mental. En cierto modo, sería parecido a lo que nos ocurre en las relaciones interpersonales.

En el establecimiento de las relaciones humanas no es suficiente en general con la mera demostración de existencia del otro, sino que lo habitual es establecer inicialmente una relación interpersonal que supone el conocimiento, el intercambio de información y el establecimiento de relaciones según las circunstancias. En el caso de Dios, por otra parte, se trataría de establecer comunicación con “el que es sustancialmente otro”, de tal modo que no será posible establecer una relación entre iguales , creador y criatura, sino sólo aquéllas que su voluntad acepte, por lo tanto el camino de aproximación hacia él ni siquiera depende sólo de nuestra voluntad, sino más bien y en último término de la suya.
Por eso sería presuntuoso por nuestra parte, como criaturas suyas, pretender que el conocimiento de su existencia o su mismo misterio se rindan automáticamente  a nuestra voluntad de conocimiento o  a nuestra curiosidad, con independencia de su voluntad.
Y lo mismo que ocurre en las relaciones personales, nos hacemos más o menos amigos de unos u otros y establecemos lazos entre nosotros más atentos a  menudo a razones vitales, emocionales e incluso económicas y sociales que a razonamientos lógicos y experimentos que poco o nada pueden añadir a la riqueza de sentirse unido a nuestros semejantes por lazos de familia, tradiciones, amistad y afecto.
Nadie puede evitar, probablemente, ni Einstein o S. Hawkings  Sagan o Newton , buscar a Dios con la mente racional, pero es poco probable que solo la mente racional llegue a encontrarlo plenamente.
Y es más, debe resultarnos imposible, con nuestras propias fuerzas, encontrarlo. La razón de esa imposibilidad es que, siendo criaturas suyas, y dependiendo de él para todas nuestras funciones, saquemos de nosotros lo que solo tendremos si lo recibimos de él. Y aquí reside cierta sensación de imposibilidad, en que nuestro orgullo de creernos autosuficientes nos impida acercarnos a él con sencilla humildad y pedirle ayuda. ¿ Puede un científico positivista ateo dirigirse a un Dios del que dependa su propia inteligencia y reconocerlo, pedirle ayuda y solicitar su amistad personal ?. Puede, pero no solo depende de él...
Imaginemos un joven que pretende comprarse un automóvil y  también entablar amistad con una hermosa muchacha. Para comprar el automóvil, si dispone de dinero suficiente,  le bastará con realizar los cálculos oportunos de coste y rendimientos, estética y mantenimiento, etc. Una visita al concesionario y ¡ voilá , el coche ¡ . Respecto de la chica, una persona, no le servirá de mucho sacar su cuaderno de notas y su calculadora y establecer una base de datos con todos los que disponga, si , finalmente, no se acerca a ella y establece una relación humana amable y cordial , relación que, en cualquier caso, tiene que contar con el beneplácito de la muchacha.
Si Dios fuera un automóvil, todos tendríamos  el mejor. Pero Dios es algo más que la chica más guapa del universo. Hay que llamar a su puerta, tal vez muchas veces,  y saludarle. Hola Dios, me llamo Richard y soy tu nuevo vecino. Y estaría encantado de poder ser tu amigo. Y esperar que conteste, que siempre lo hace.

Nota.- Tal vez la chica conteste: Encantada de conocerte, tengo una página en tal red… allí puedes conocerme y escribirme lo que gustes…
A lo mejor va Dios y nos dice algo parecido, aunque en el pasado ( los humanos llevamos milenios llamando a su puerta)  no había redes sociales, sino escribas y tradiciones orales, y a la vieja red la llaman Biblia...

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 423
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #31 : enero 10, 2019, 04:15:11 am »
De www:Catholic.net
La desilusión atea
El aumento de los ataques contra Dios y contra la religión no han quedado sin respuesta
Por: P. John Flynn | Fuente: Zenit.org
El aumento de los ataques contra Dios y contra la religión no han quedado sin respuesta. Entre las respuestas al libro «The God Delusion» (La Desilusión de Dios), del profesor de Oxford Richard Dawkins, está el libro recientemente publicado por Alister McGrath, «The Dawkins Delusion?» (¿La Desilusión de Dawkins?). McGrath es profesor de teología histórica en Oxford.

En la introducción al libro del que es coautor, McGrath admite que, como lo es actualmente Dawkins, en los años sesenta era ateo. Dawkins es un experto en biología evolutiva; de igual forma, McGrath comenzó en la ciencia, logrando un doctorado en biofísica molecular.

Pero luego cambió a la teología y, cómo él explica: «Me persuadí en consecuencia de que el cristianismo era una visión del mundo mucho más interesante e intelectualmente excitante que el ateísmo».

McGrath declara que se sintió decepcionado por el nivel de la argumentación del libro de Dawkins, que describe como «el equivalente ateo de la predicación sobre los fuegos del infierno, que sustituye el pensamiento cuidadoso y basado en la evidencia por la retórica turbo cargada y gran manipulación selectiva de los hechos». Y añade: «Las prédicas de Dawkins a sus coros de odio a Dios», se basan en especulación pseudocientífica y en sucesos agregados convenientemente.


¿Una desilusión?

McGrath dedica un capítulo a explicar porqué Dios no es una desilusión, como mantenía Dawkins. Observa que las definiciones usadas por Dawkins para describir la fe, tales como «proceso de no pensamiento», son extrañas a la definición cristiana de la fe.

Dawkins argumenta correctamente que necesitamos examinar nuestras creencias, reconoce McGrath. A este fin, es necesario que los niños reciban una instrucción verdadera y cuidadosa del cristianismo. Sería con mucho más perjudicial para ellos, afirma, llenar sus cabezas con los argumentos superficiales y erróneos que Dawkins utiliza.

La mayoría de nosotros, apunta McGrath, tenemos muchas creencias que no podemos probar que sean verdad, pero son, no obstante, razonables de sostener. Así, estas creencias son justificables, sin estar absolutamente probadas en un sentido empírico. Esta situación tiene lugar no sólo en el área de la religión, sino también en la ciencia, donde hay muchas teorías que no han alcanzado el estatus de ser probadas de modo concluyente.

McGrath también cita lo que algunos eminentes científicos, como Stephen Jay Gould, un biólogo de Estados Unidos, y sir Martin Rees, presidente de la British Royal Society, han dicho sobre la religión. Ambos admitían los límites de la ciencia y aceptaban que la ciencia y la religión no son por naturaleza mutuamente exclusivas.

Por otra parte, muchas de las grandes cuestiones sobre la vida, precisa McGrath, se pueden explicar por varias teorías y no ha una prueba científica absoluta que esté disponible. Además, hay cuestiones que van más allá del objeto del método científico, tales como decidir si hay un propósito dentro de la naturaleza.

Otro eminente científico, sir Peter Medawar, que logró el premio Nobel en medicina en 1960 por su trabajo en inmunología, se ocupó de este tema en su libro «The Limits of Science» (Los Límites de la Ciencia). McGrath explica que Medawar distinguía entre las cuestiones trascendentes, que se dejan mejor a la religión y a la metafísica, y las investigaciones sobre la organización y estructura del universo material.

Una demostración más de que Dawkins no es un representante del pensamiento científico es el hecho de que en el 2006, el año en que apareció «The God Delusion», tres científicos de investigación de primer orden publicaron libros que admitían la validez de un espacio para lo divino en el universo. Estos eran: Owen Gingerich, «God’s Universe»; Francis Collins, «The Language of God»; y Paul Davies «The Goldilocks Enigma».

«Dawkins se ve forzado», concluye McGrath, «a luchar contra el hecho altamente contradictorio de que su opinión de que las ciencias naturales son una autopista intelectual hacia el ateísmo es rechazado es rechazada por la mayoría de los científicos, independientemente de sus puntos de vista religiosos».


Ser malvado

Otro argumento utilizado por Dawkins es que Dios y la religión son malvados, siendo responsables de toda suerte de violencias y abusos en la historia de la humanidad. McGrath admite que la violencia que se inspira en la religión es algo que hay que rechazar.

McGrath, que creció en Irlanda del Norte, tiene mucha experiencia de la violencia religiosa. Sin embargo, apunta que es una proposición enteramente diferente sostener que la violencia es un elemento inherente a la religión. Dawkins también yerra al convertir el ateísmo en una influencia universalmente benigna. Un vistazo a la historia del siglo XX proporciona con facilidad abundantes ejemplos de la violencia motivada políticamente, mucha de la cual fue cometida por el régimen ateo de la Unión Soviética.

McGraith precisa que, claramente, la gente es capaz tanto de la violencia como de la excelencia moral, y ambas cualidades pueden ser provocadas por visiones del mundo diferentes, religiosas o no. Al mismo tiempo, una sociedad que rechaza a Dios tiende luego a tomar por absolutos otras realidades o conceptos. Así, la Revolución Francesa en su esfuerzo por reemplazar al cristianismo con ideales laicos llevó a cabo una violenta represión para lograr imponer sus principios.

Otro libro, del 2006, también trataba la cuestión de la violencia y contestaba a las críticas hechas contra la religión. Keith Ward, profesor de teología en el Gresham Collage, de Londres, en su «Is Religión Dangerous?» (¿Es la Religión Peligrosa?) sostiene que el mundo estaría mucho peor sin la religión.

Ward admite que hay ejemplos de violencia inspirada en la religión, pero que una falta de fe puede también llevar a impulsos destructivos y al mal. Es verdad que los textos religiosos como la Biblia pueden emplearse para fines inapropiados. Pero esto sólo puede ocurrir cuando se ignoran preceptos vitales como el amor a Dios y al prójimo, y cuando los textos se sacan fuera de su contexto.


Buscar el bien

Todos los seres humanos, sostiene Ward, son susceptibles a la tentación del mal, sea religioso o no. ¿Cómo guardarse contra esto? Una de las mejores formas, sugiere, es un sistema de creencias que enseñe los principios del bien y del mal y nos motive al arrepentimiento y a buscar el bien.

En lugar de hacer acusaciones genéricas sobre «que la religión es peligrosa», debemos preguntarnos si una religión en particular en su contexto específico puede ser peligrosa, sostiene Ward. La respuesta a esta cuestión variará según las circunstancias. En general, continúa, la mayoría de la actual religión es una de las fuerzas que actúan por la estabilidad social y por el debate y la reforma moral serios.

Es cierto que la amenaza del terrorismo islámico ha traído consigo la preocupación por la violencia inspirada en la religión. Pero esta es sólo una de las formas que interpretan el Islam. Una serie de otros factores sociales y políticos, no de naturaleza religiosa, han jugado también un papel en la promoción de esta violencia. Y aunque los medios prestan más atención a la violencia religiosa, existen un montón de conflictos en el mundo de hoy que tienen poco que ver con la religión. Además, cuando la religión promueve la violencia es en ocasiones en una situación donde la religión se ha mezclado con las instituciones políticas, y es usada como un instrumento para justificar el uso de la fuerza.

Debemos recordar también todas las aportaciones positivas hechas por la religión, explica Ward en un capítulo. El ejemplo de caridad que nos ha dejado Jesús ha inspirado a personas durante siglos a seguir una vida de amor a los demás. El cristianismo ha inspirado también incontables hospitales, colegios y universidades, así como grades obras de arte, literatura y música.

La fe cristiana también ha animado a la investigación racional en el mundo material y dio lugar a la ciencia moderna. La creencia cristiana en la dignidad de la vida humana jugó un papel crucial en el desarrollo de los ideales de los derechos humanos. La religión, concluye Ward, puede ser una de las fuerzas más positivas para el bien en la vida humana.

Jaume

  • Moderator
  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 40
  • Moderador
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #32 : enero 10, 2019, 10:25:38 am »
LA Oración , Rezar con Fe.
Como Bien dice Petrusdoa,  R. Dawnkins, carece de rigor científico al hablar de la Religión Católica,  no la conoce en profundidad, habla de oídas y postula cosas de una incoherencia superlativa., ya el  Papa  Emérito Benedicto XVI lo califica de “Escribir Ciencia Ficción”.

En su libro el Espejismo de Dios, dedica un capítulo a la oración,  y  hace mención a un experimento que consiste en cuantificar los efectos de la oración sobre la salud de los enfermos, personas que rezan por enfermos y personas que no rezan por enfermos y el resultado es el mismo, por lo que llega a la falsa conclusión que la oración no sirve para nada. 

Su falta de conocimiento profundo  del Cristianismo, lo hace como tantas veces llegar a afirmaciones incongruentes, faltando al rigor y por supuesto a la verdad.
 
 El requisito indispensable para que la oración funcione es la  “FE”, si pongo a rezar a un grupo de personas sin Fe, la oración no sirve para nada.

 Basta con que una persona tenga Fe, para que la oración dé sus frutos.
  Todo el Nuevo Testamento está lleno de ejemplos de oración y Fe.  No los menciono todos para no hacer muy extenso este artículo.   Por ejemplo. Mc 5,34, Mc. 10,46, Mt 18, Mc 2, 1-12 etc. 

Uno de los requisitos para nombrar Santo a una persona es que haga un milagro, y este milagro debe de estar científicamente probado.  Por lo que la Oración con Fe está más que probada.

La gran mayoría de estos milagros han sido en beneficio de terceras personas,  familiares o amigos que rezan por un enfermo que no sabe que están rezando por el,  por lo que la autosugestión del enfermo está descartada.

Les menciono algunos textos bíblicos los cuales señalan la importancia que Dios da a la Oración. , mandamiento de orar, como orar, espíritu de oración y eficacia de la oración.

Lc.11,1-14., Lc 11,9-13, Mt6, 5-8., Mc 14,36., Mt18, 19-20

La oración mueve y fortifica la Fe de los humanos, sin la cual no existe una relación ordenada ni con Dios ni con los seres humanos. Rezar,  es  sentirse hijo de Dios , es hablar con el Padre del Cielo y escucharlo.

 La Virgen nos dice: La oración con el Corazón empieza cuando somos capaces de perdonar.  Si oras con Fe y con el Corazón, la oración enseguida deja de ser una mera formula. 

Lo anterior nos muestra la falta de seriedad, rigor y verdad que utiliza  R. Dawnkins, para engañar a un público que generalmente no profundiza en los temas y es confundido por la mentira disfrazada de verdad.

Hay que tener en cuenta que Dios siempre busca lo mejor para nosotros, y que no es nuestro sirviente que hace exclusivamente lo que nosotros pedimos., el siguiente ejemplo nos da luz .

 Un Niño de 5 años le pide a su madre un cuchillo para pelar una manzana,  su madre por supuesto que no se lo da, por el peligro de darle al pequeñín un cuchillo.,  el niño insiste una y otra vez y su madre en las mismas, el niño llorando sigue pidiendo el cuchillo pues quiere comerse la manzana, y es ahí cuando la madre se voltea hacia el niño y le da la manzana pelada.
 
Dios nunca nos va a dar el cuchillo, pero sí, la manzana pelada.
 Dios nunca nos va a dar algo que nos perjudique

Otro ejemplo de oración: Es un granjero que le pide a Dios que por favor llueva  en su cosecha, y Dios manda lluvia, después le pide que salga el Sol y Dios le manda sol. Otra vez vuelve a pedirle que llueva y Dios le manda Lluvia y otra vez más le pide sol y Dios le manda sol.

 Al final el granjero cosecha su siembra y se da cuenta de que el fruto es muy pequeño y enojado le recrimina a Dios por el fruto recogido. A lo que Dios le contesta, me pediste lluvia y te la di, me pediste sol y te la di., lo que  tenias que pedir es una buena cosecha y Yo sabría qué hacer.

Creemos que Dios  tiene que hacer todo lo que nosotros pedimos, y esto es  al revés, nosotros tenemos que hacer lo que Dios nos indique y sin lugar a duda será un éxito.

Otro ejemplo: Una persona que quería hacer un hospital y no tenía dinero para hacerlo y todos los años por navidad le pedía a Dios sacarse la lotería, y después de 10 años de lo mismo Dios le responde, si quieres sacarte la lotería pues COMPRA el boleto.

  Es imposible sacarse la lotería sin comprar el boleto como hacía esta persona. Es un absurdo., lo mismo pasa con Dios cuando le pedimos algo., hay que comprar el boleto, hay que hacer lo que nosotros tenemos que hacer, a Dios rezando y con el mazo dando.  Si no hay boleto no hay premio.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 423
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #33 : enero 14, 2019, 12:47:34 pm »
En su libro “El espejismo de Dios”, Richard Dawkins se muestra ferviente seguidor de las teorías de la evolución de Darwin considerándola como la forma más elegante, económica y hasta inteligente de guiar el proceso de la vida sobre el planeta tierra. En este aspecto, y dándole en parte la razón, podríamos considerar una analogía con un posible futuro sistema robótico autónomo  capaz de mutar aleatoriamente y aprovechar  aquellas mutaciones que resulten más apropiadas para ser incorporadas a los modelos de nuevas generaciones de robots  auto construidos. Esta generación de robots automejorables sin intervención humana aparente ( su tutoría parece inevitable) mostraría una mayor capacidad de diseño que la actual, que requiere la intervención humana directa en la creación de cada nueva generación . Por tanto, ni siquiera vemos oposición de fondo entre el creacionismo a ultranza y la evolución no atea. En cierto modo, la Inteligencia Artificial ( creación más avanzada de los diseñadores humanos actuales)  copiaría estos conceptos evolutivos adaptándose a la forma más eficaz de actuar, cuando el hardware sea capaz de evolucionar y modificarse automáticamente en cada nuevo diseño más eficiente. El creacionismo evolutivo resulta así más eficaz , incluso posiblemente tanto o más inteligente que el intervencionista.
Ahora bien , y colocándonos ahora en la oposición,  si la evolución darwiniana es un proceso realmente tan natural, sencillo, lógico, eficaz y altamente probable, tendríamos que preguntarnos por qué parece no funcionar fuera de los confines de este planeta o, al menos, en los ambientes planetarios conocidos, porque siendo en casi todos ellos los materiales disponibles tan similares, las moléculas orgánicas tan comunes y las fuerzas disponibles las mismas, parecería lógico que la vida, incluso bajo formas variadas,  fuese un proceso universal y sus efectos, después de 13000 millones de años, visibles en  los ambientes planetarios o de sus lunas, al menos en los compatibles con vida. Bajo este supuesto, deberíamos esperar vivir en un cosmos repleto de vida y actividad , saturado de seres vivos y donde las pruebas e indicadores biológicos y las señales electromagnéticas artificiales fueran tan comunes como lo son ahora en la tierra, y eso aunque sólo fuera por razones de simple probabilidad. Sabemos que no ocurre así. Su dios evolucionista, Mr. Dawkins, parece dormido  y su probabilidad de existencia, rozar los mínimos admisibles. Tal vez por eso cita usted tan poco la paradoja de Fermi.

Fegapa

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 560
    • diosoazar.com
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #34 : enero 15, 2019, 01:52:34 pm »
Voy a copiar aquí la respuesta # 112 del tema "¿Cómo dialogar con un ateo ?", por venir perfectamente a colación en este tema: "R. Dawkins vs. Dios"

Recomiendo ampliamente ver el video cuyo link cito a pie de página.

Dios se manifiesta de muchas maneras para quien lo quiere ver, pero para mí está claro que no se manifiesta en forma alguna, para quien NO lo quiere ver.

Hay personas ateas, para las cuales, el simple nombre de Dios les genera un sentimiento de repulsión e inclusive odio, otras menos radicales (agnósticos), que dicen estar abiertos a la persuasión y llega un momento en que efectivamente lo están y Dios se les manifiesta, como ha sucedido con ateos radicales que finalmente se volvieron creyentes, como es el caso del mundialmente famoso filósofo inglés, promotor del ateísmo, Antony Flew, quien después de una vida de militancia atea, durante más de 55 años, escribió en 2007 que cambió su punto de vista ateo debido a lo siguiente:

"Dos factores fueron especialmente decisivos. Uno fue mi creciente empatía con la idea de Einstein y de otros científicos notables de que tenía que haber una Inteligencia detrás de la complejidad integrada del universo físico. El segundo era mi propia idea de que la complejidad integrada de la vida misma —que es mucho más compleja que el universo físico— solo puede ser explicada en términos de una fuente inteligente. Creo que el origen de la vida y de la reproducción sencillamente no pueden ser explicados desde una perspectiva biológica, a pesar de los numerosos esfuerzos para hacerlo. Con cada año que pasa, cuanto más descubrimos de la riqueza y de la inteligencia inherente a la vida, menos posible parece que una sopa química pueda generar por arte de magia el código genético. Se me hizo palpable que la diferencia entre la vida y la no-vida era ontológica y no química. La mejor confirmación de este abismo radical es el cómico esfuerzo de Richard Dawkins para aducir en El espejismo de Dios que el origen de la vida puede atribuirse a un “azar afortunado”. Si este es el mejor argumento que se tiene, entonces el asunto queda zanjado. No, no escuché ninguna voz. Fue la evidencia misma la que me condujo a esta conclusión"... “Dios existe.”


Ver el Video cuyo link es:   https://www.youtube.com/watch?v=fyzBqhVv994   sobre el libro de Antony Flew "DIOS EXISTE"... (pincha el link anterior).
« Última Modificación: enero 15, 2019, 02:46:38 pm por Fegapa »

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 423
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #35 : enero 16, 2019, 02:49:59 am »
Sobre científicos, premios Nobel y Religion. En el texto que comentamos, The God Delusion,  Richard Dawkins intenta convencernos, con ejemplos que considera ad hoc, de que los científicos y hasta los premiados con el Nóbel en la actualidad, son en general  poco religiosos , suponiendo que tales ejemplos refuerzan su tesis sobre la inutilidad del sentimiento religioso en general y de las religiones en particular. Ahora bien, deberíamos matizar algunos detalles importantes. A diferencia de lo que ocurría hasta comienzos del siglo XX, los científicos más destacados y  premios Nóbel de la actualidad corresponden normalmente a personas dedicadas a menudo de modo exclusivo a  áreas concretas del conocimiento o las artes, es decir, son especialistas o, mejor aún, superespecialistas . Un especialista es alguien que sabe muchísimo sobre muy pocas cosas o acaso sólo sobre una, mientras que un generalista es una persona que sabe un poquito de casi todo. Piensen en la profesión médica actual ,  por ejemplo , y en qué tipo de médicos suelen acaparar los premios. Los premios Nóbel actuales suelen corresponder a súper especialistas, máxime en el campo de la física  y las ciencias experimentales en general. Por eso no es posible comparar la religiosidad de los que podemos llamar sabios actuales  con la de los grandes hombres de ciencia del pasado .

Las grandes mentes del pasado solían tener en general una fuerte formación en áreas muy dispares del conocimiento y, en particular, buena formación en filosofía y religión. Podríamos decir que eran , además de sabios, grandes pensadores, cuyo pensamiento se había formado, muy a menudo, en centros eclesiásticos , monasterios y universidades dependientes de iglesias cristianas. De ahí que fueran capaces de simultanear saberes en ciencias, religiones, filosofía y letras, mientras muchos de los especialistas actuales pueden desconocer aspectos básicos de las áreas que no han desarrollado y a veces ni siquiera tocado . Y así, en nuestro tiempo,  podemos tener a un físico debatiendo sobre el origen del cosmos sin saber cómo elaborar una demostración lógica o a un biólogo interviniendo en debates de religión, filosofía o cualquier otro temario ajeno a su especialidad real. Teniendo en cuenta estas limitaciones, no podemos aceptar que los actuales científicos especialistas , nóbeles de física u otra ciencia experimental sean, per se,  autoridades válidas en los debates sobre la validez o inutilidad de la religión.
Incluso apelando a  nuestra  experiencia personal, podríamos afirmar que, dada la extensión de los conocimientos actuales, nos resulta muy difícil lograr una solvencia y conocimientos medianos en la mayoría de las áreas del saber actual, siendo mucho más frecuente una gran especialización que una mediana formación general . Por eso mucha gente en la actualidad podría ser considerada sabia según los criterios antiguos, pero solo en una o muy pocas áreas, y casi ignorante en el resto, sobre todo en las que conciernen al área del pensamiento , la Filosofía, la Lógica y la Religión en general. Pongamos un ejemplo: salgamos a la calle y preguntemos a la gente la diferencia entre un silogismo y un sofisma o sobre la validez de ciertos principios circulantes como que  el fin justifica los medios , que no son sino expresión de criterios  para validar el modo de pensar. ¿ Sabemos pensar rectamente, racionalmente, válidamente, conforme a los principios racionales elementales?.
Teniendo en cuenta estas consideraciones, la irreligiosidad, más o menos presunta, de algunos grandes científicos y premios Nóbel modernos, sobre todo en áreas científicas puras, no puede ser presentada como reafirmación de una también presunta irrelevancia del hecho religioso. Sin contar con que el hecho religioso afecta por igual a todo ser humano y le afecta en áreas que resultan , solo para los científicos ateos todavía, inaccesibles para la ciencia.


petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 348
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #36 : febrero 19, 2019, 02:05:45 am »
Con respecto a la formación religiosa de los niños, Richard Dawkins propugna que se prescinda de dicha formación, permitiendo, supongo,  posteriormente a las personas, una vez alcanzada la madurez, decidir por sí mismas y no por influencia de los padres la opción religiosa que en cada caso parezca oportuna. Así planteado, y teniendo en cuenta la diversidad y a veces la irracionalidad de algunos religiones, puede ser aceptable en algunas ocasiones. En efecto, si a un niño se le instruye y forma desde pequeño en un sistema religioso que contenga, por ejemplo, la realización de sacrificios humanos u otras prácticas aberrantes, como el aborto , mutilaciones, etc,  la tesis podría ser aceptable e incluso conveniente y hasta necesaria . Es más, la disyuntiva capital de las religiones podría resumirse en esta: puesto que son distintas, o todas son falsas total o parcialmente o si no lo son todas, solo una puede ser verdadera en su totalidad. Como solo una puede ser 100% verdadera, el objetivo debe ser encontrarla.  Y además de problema es una necesidad acuciante para todo hombre, pues de ello depende el acertar plenamente con el sentido último de su existencia.
En cierto sentido, el problema se parece al de la vacunación de los bebés. Se vacuna para prevenir enfermedades, mientras las religiones pretenden prevenir el imperio del mal, moral y físico. Una religión equivocada es semejante a una vacuna ineficaz o incluso dañina. El bebé no solo no quedará protegido del mal, sino que será inoculado con él. Por eso, el catálogo de formaciones infantiles en muchas religiones actuales, en vez de asegurar beneficios generales, garantiza una gran disparidad de efectos indeseables, odio a los demás, intolerancia, inseguridad, aberraciones, que a su vez serán causa de males interminables a lo largo de sus vidas. Y del mismo modo que exigimos a la vacunación que nos proteja de la enfermedad, pedimos a  la formación religiosa infantil que les proteja en su desarrollo humano, que sea coherente con las realidades físicas , mentales, morales y espirituales de nuestra especie, que respete las normas que la naturaleza ha fijado para ella  y que libere al hombre del mal en todos sus dominios. Dichosos los niños que sean vacunados del mal en ese entorno. Como ocurre con las vacunas médicas, seguramente serán atacados por las mismas enfermedades que asolan  al resto del mundo, pero para ellos serán leves y fáciles de superar.  Solo se me ocurre un pequeño grupo de religiones, en realidad un grupo con raíces y ramas cercanas, capaces de parecerse, al menos parcialmente, a este escenario deseado  Y sí, me refiero al tronco judeocristiano, y dentro de él, a la rama católica, que ha conservado, por la línea apostólica, desde Pedro hasta el Papa actual, la continuidad del mensaje del Antiguo Testamento judío, llevado a la perfección por el Evangelio de Jesús de Nazaret. No hay otra religión en el mundo que pueda presentar a la humanidad una oferta semejante *, a pesar de los fallos, pecados y maldades de algunos o muchos de sus seguidores. No se si R.D. estaría de acuerdo con esta propuesta, pero me parece que, como biólogo, estará de acuerdo con la  conveniencia de las vacunas, siempre que sean  adecuadas a la especie que pretenden proteger.
*Como aspecto curioso y muy poco conocido, incluso el mismo Mahoma, en la Sura V, versículo 50 del Corán, Libro Sagrado del Islam, lo habría reconocido escribiendo: Detrás de los demás profetas hemos enviado a Jesús, hijo de María, para confirmar el Pentateuco; el Evangelio contiene la dirección y la  advertencia para los que temen a Dios.

cefas

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 423
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #37 : abril 20, 2019, 03:27:42 am »
¿ Será alergia? La pregunta intenta saber si la resistencia de los ateos en general a admitir la existencia de algo que no sea materia o energía es algo natural o adquirido a fuerza de proponérselo. Oteamos el movimiento de las estrellas en una galaxia y observamos que parece o debe haber más masa que la detectada... y se propone una dosis de materia oscura, que nadie sabe qué o cómo es, y nadie , hasta yo mismo, se preocupa por ello, ya aparecerá. Se detecta que el cosmos se dilata desconsideradamente y a tasa creciente contra un exterior inexistente , y se predice una energía oscura que tampoco nadie sabe qué es ni cómo es, y de nuevo nadie, ni yo mismo,  se preocupa del todo ( un poco sí ). Tenemos dos entes desconocidos,  sin mencionar lo cuántico), como tampoco sabemos de qué fluido ignoto están hechos los demás componentes. Nos basta con sacarnos de la chistera científica que nos adorna y prestigia una nueva e hipotética partícula o campo ( esto es aún más esotérico ) que resolverá, en un futuro imprevisible pero matemática y probabilísticamente admitido como cierto, el problema. El problema es que, dado cualquier partícula o cuanto, deberá ser posible preguntarse siempre por la naturaleza de su causa o composición. Y así hasta el infinito, el infinitesimal físico . Y en todo caso, y volviendo  a la pregunta inicial  ¿ será alergia ?, solo se admitirán hipótesis materialistas o puramente físicas, entendiendo por físicas no aquéllas que existen, sino las que presentan características compatibles con la exclusión dogmática de cualquier ente no experimentable a voluntad. Dios, por ejemplo.

deneb

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 226
  • nuevo usuario
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #38 : junio 09, 2019, 12:30:22 pm »
No es solo que Mr R.D. admita exclusivamente pruebas físicas o experimentales. Además , parece tener la costumbre de adobar sus textos con errores de bulto de algunos creyentes (le encantan , según parece, los clérigos) ,  para extraer de ellos sus conclusiones negativas respecto de la religión. Tiene la ventaja, seguramente, de que ni él ni sus colegas han cometido jamás error alguno del que podamos mofarnos. Admirables. Es como si yo escribiera un libro de errores matemáticos de alumnos y, apoyado en ellos, intentara desacreditar a las matemáticas. O los errores médicos para hacer lo mismo con la medicina. El método , aunque no sea válido en buena lógica, le funcionará con ciertos lectores de capacidad crítica dudosa , y parece que eso le basta para validarlo. Una vez más, lo comento con cierta dosis de desencanto, echamos en falta un poco más de rigor a la hora de sacar conclusiones. Acabo de leerle, en el capítulo V, un suceso que narra de un pelotón de soldados avanzando hacia la muerte en formación por las vías de un tren porque el sargento se olvida de variar el orden de marcha... , para ridiculizar de paso la religión en general a partir de los comentarios que de ese suceso hizo cierto  predicador al que dice haber oído en algún momento. El libro, así, se parece a una serie de demostraciones que, partiendo de un error, una premisa o un axioma inicial falsos, llega a conclusiones que él estima verdaderas. Partiendo de un error o un fallo, R.D. intenta obtener una dosis nueva de verdad. Digamos que de una o n premisas falsas obtiene o deduce conclusiones que cree verdaderas. Pongamos un ejemplo: 1.- Un orador es ateo/religioso: 2.- Ese orador defiende una conducta o creencia aberrante; por lo tanto, según el método del texto, 3.- El ateísmo/la religión es aberrante. En buena lógica, de una premisa falsa se puede deducir cualquier conclusión. Estaba Bertrand Russell dando una charla sobre lógica cuando afirmó que si se partía de una premisa falsa, entonces se podía demostrar cualquier cosa. Un oyente le preguntó:
– Entonces, ¿si fuera cierto que 2+2=5,  puede demostrar, Mr. Russell, que usted es el Papa?
 Russell contestó afirmativamente, demostrándolo así:
– Supongamos que 2+2=5. Entonces, restando 3 a ambos lados obtenemos que 1=2. Como el Papa y yo somos dos personas y 1=2, entonces el Papa y yo somos uno. Por tanto, yo soy el Papa.
Tal vez el libro que comentamos, El espejismo de Dios, podría retitularse:  El espejismo de la Lógica...

Fegapa

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 560
    • diosoazar.com
Re:R. Dawkins vs. Dios
« Respuesta #39 : junio 20, 2019, 01:51:43 pm »
Los ateos como Dawkins, creen en un azar capaz de generar por sí mismo la estructura cósmica de leyes y principios que rige el cosmos y sus mecanismos ( como el evolutivo ), gracias al cual, según ellos, aparece fortuitamente la vida consciente, la inteligencia racional, el libre albedrío, la imaginación, la memoria, la capacidad de discernir,  inferir, crear empresas, sistemas y mecanismos inteligentes y una infinidad de cosas portentosas, la capacidad de planear, organizar, integrar, controlar y por otro lado, la responsabilidad, la moralidad, la justicia y el bien, la capacidad de crear belleza, entre muchas otras.

Por supuesto, como el azar, por sí mismo es irracional, NO  inteligente, no tiene ninguna de las capacidades de la inteligencia mencionadas en el párrafo anterior,  el ateísmo implícitamente  niega los principios que afirman que :

Por sí mismo: “Nadie da lo que no tiene” ...  y “De la nada (absoluta) no surge algo”

El principio filosófico fundamental en que se basa el ateísmo es que, en última instancia, de la “nada absoluta” y gracias al  “azar absoluto” surge (y es como es) TODO lo que que existe, ha existido o existirá, en forma absolutamente casual, NO causal, ni razonada o intencional.

Según el ateísmo, el cosmos NO planeó su desarrollo, NO lo ha dirigido racionalmente , ni lo ha controlado...  antes de la aparición de la inteligencia racional, NADA ocurría intencionalmente en forma racional o inteligente, puesto que en el origen NO existía una Inteligencia Creadora.

El problema más importante,es que los “dioses ateos” :

1,. “La nada absoluta”  y
2.- “El azar absoluto”       

Son contradictorios, como se ha demostrado repetidamente  en este foro.

Para mencionar solo dos sitios, entre otros muchos, Pincha los siguientes links, ( el primero pertenece a este hilo y el segundo, al foro  "Azar", y al tema " ¿Qué es el azar?" ) :

1.-     http://www.diosoazar.com/sm_foro/index.php?topic=590.0    Y   busca la Respuesta 6
2.-     http://www.diosoazar.com/sm_foro/index.php?topic=14.30    Y   busca la Respuesta 30

Por estas razones el ateísmo está muy lejos de ser una postura racional... en última instancia, es fundamentalmente irracional y NO inteligente.
« Última Modificación: junio 20, 2019, 02:08:31 pm por Fegapa »