Autor Tema: Desde la butaca  (Leído 4535 veces)

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #30 : marzo 08, 2020, 05:37:25 am »
A veces, cada vez más a menudo, sustituyo la sesión de cine por la lectura y la audición musical. El libro, la música y la radio son formas elegantes de dar cierto sentido al tiempo que llamamos de ocio y que, a menudo, es el único que tiene el hombre actual para dedicarlo a sí mismo, al descanso de su mente y a lo que ahora se llama inculturación... Y eso exactamente le ha ocurrido a Cefas esta mañana. Cansado de tanta inculturación médica, de tantos informes sobre el coronavirus, conteos de contagios, ingresos hospitalarios, encuestas , porcentajes, cuarentenas y decesos, Cefas ha optado por cambiar de canal y escuchar alguna emisión radiofónica de calidad razonable. Y lo más razonable que ha conseguido oir, hoy, día de la mujer, lo más sensato, lo más elemental, el axioma básico de la sabiduría popular al respecto, y dicho por una mujer experta en lides de feminismo ha sido algo así como " La dualidad hombre mujer es algo incuestionable". Lamento que nuestra cultura al respecto sea la que es, pero hoy día, como ocurriría en un aula para bebés, si se le explica al espectador que el mundo se compone de hombre y mujeres...  a medio mundo le parecerá una obviedad. Hasta aquí todo parece infantilmente normal, pero es que al otro medio mundo, la frase le parecerá ofensiva y, si se tercia, un poco delictiva. De donde se deduce que hay que continuar inculturándose, pero eligiendo cuidadosamente el canal de información.

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #31 : julio 03, 2020, 01:43:41 pm »
Esta tarde he acudido a ver la película Unplanned. Este título, así, a brote pronto, como ocurre con muchos de los títulos en español de films originalmente en inglés, no anuncia nada especial. Sin embargo, es una película impactante. Es una historia, al parecer rigurosamente real, sobre el proceso vital y espiritual de una persona ligada al negocio de las clínicas abortistas americanas. Por la crudeza de algunas escenas , que, como es de esperar,  los abortistas ocultan cuidadosamente, la película ha merecido una calificación estricta que, supongo, no facilita su visionado por jóvenes . Se da aquí la paradoja de que los clasificadores ético morales del film la clasifiquen como especialmente dura mientras los potenciales asistentes, las chicas menores, a veces con quince o dieciséis años, estén legalmente autorizadas para abortar. Sea como sea, es una llamada de atención impactante sobre esta otra pandemia de estos tiempos, que está matando en silencio a mucha más gente que el propio covid19. Y además, siempre gente inocente. Una vez comenté en un diario español que el aborto, sus promotores, en años futuros podrían ser acusados de crimen de lesa humanidad, al haber provocado, sin fundamento científico , tantos muertos inocentes. La respuesta de otros contertulios fue severa, casi escandalizados, lo que me convenció de la pobreza espiritual  e incluso científica de muchos de mis conciudadanos. La pandemia del aborto sigue, y espero que el Señor acabe con ella, resolviendo lo que lo humanos parecemos incapaces de solucionar. Millones de inocentes claman ante El por sus vidas truncadas sin haberle conocido... y que nos perdone a todos.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 416
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #32 : julio 20, 2020, 03:44:34 am »
Por una vez en los últimos meses, la TV pública española se ha dignado programar, para la noche del domingo, una película más o menos normal, en el sentido estadístico del término.  Y es que en ella, en la película, apenas se hace especial hincapié en los temas y situaciones que el progresismo rampante coloca, una vez sí y otra también, para inculcarnos la idea de que tales situaciones son normales, en el sentido habitual de la palabra. Así, en las películas habituales, si hay una adopción, el tono de piel o el rasgado de los ojos deberá inevitablemente dispar entre adoptantes y adoptados; si se forma una pareja, de cada dos una deberá ser unisex, y así sucesivamente. Es como si tuvieras un colmenar y en él la mitad de las reinas fueran  obreras, la cuarta parte zánganos y en alguna , casi solo como muestra, una reina biológicamente real. En ésta hay una normalidad gausiana , aceptable. Alpha es su título. No voy a desvelar su desenlace, muy logrado, pero el tema es una aproximación creíble a la domesticación del perro por los seres humanos en la Prehistoria.Y entre sus actores, si tuviera que premiar a alguno, el actor protagonista canino iba a estar en el podio, aunque hago notar que ese actor no es, exactamente, un actor. Si tuviera hijos en edad preadolescente o poco más, se la recomendaría.Y contra lo que se estila, el fenómeno religiosos está presente y creo que bien tratado. Me imagino que, por estos detalles,  quien haya seleccionado este film  habrá sido ya severamente reconvenido por los ideólogos encargados de mantener la pureza de la línea marcada.

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #33 : julio 26, 2020, 01:35:39 pm »
El actor que cita petrusdoa en el post anterior, no es un actor porque sería más bien una actriz. Lamento levantar una esquina del velo de misterio del film, pero tal vez así alguno se anime a verlo. Pero hoy quiero recordar una película que deberíamos ver de vez en cuando, casi como una oración: La Pasión de Cristo, de Mel Gibson. A pesar de algunos excesos cinematográficos, creo que disculpables, sigue pareciéndome una joya a disfrutar de vez en cuando, aunque a un cristiano le remueva las entrañas y evoque y conmueva y suscite sentimientos profundos de arrepentimiento y rechazo del mal.  Cuando puedan verla, no se la pierdan, aunque solo sea como ocasión para la oración.

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #34 : agosto 30, 2020, 05:03:53 am »
Una forma de sacar rendimiento y utilidad al tiempo que dedicamos a la butaca y , con ella,  a menudo, a ver algún programa, documento  o película en la Tv, es dedicarse a analizar el guión o las imágenes con espíritu crítico, en busca de incongruencias, fallos de montaje, anacronismos o cualquier otro defecto que se les haya escapado a los  autores  o a los intérpretes. Así, por ejemplo, ayer por la tarde, una tarde de agosto norteño español, atravesada de nubes y vientos fríos,  precursores del otoño que se acerca, me ocupé visionando una película de los programas de una cadena  de televisión. El asunto no era muy motivador ni novedoso, pero de pronto, descubro una incongruencia notables: el protagonista, que  por exigencia del guión ha afeitado su barba,  aparece, muy pocos días  de guión después, luciéndola de nuevo,  del mismo tamaño y longitud que en las escenas anteriores al afeitado... Del grupo que veíamos el film, solo Cefas  se dió cuenta y comentó el hecho. Y sirvió para que el resto del evento se agudizara la atención del auditorio en busca de nuevas pifias, ya saben, como aquella del reloj en la muñeca del guerrero del medioevo o los treinta  kilómetros  que separan, según el legionario romano,  Herculano  del  campamento  al que se dirige y al que debe llegar, según las órdenes recibidas, antes de las  tres de la tarde. Eso sin citar las latas de cerveza o las botellas de plástico debajo de las mesas del siglo doce , las estelas de aviones cruzando los cielos de la Edad del Bronce y otras mil bellezas plásticas que hacen la delicia de los buscadores avezados. Sin olvidar tampoco el cielo siempre azul , deliciosamente luminoso y soleado que suelen lucir películas ambientadas en paisajes saturados de verde, bosques y lagos, con los protagonistas  (cara de frío absoluto) divirtiéndose lo suyo en chancletas y bañador... Que ustedes lo disfruten, calentitos y cómodos, desde sus butacas.   

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #35 : octubre 06, 2020, 04:14:53 am »
Lo de los errores en algunos films ( ahora que había aprendido a decir pilícula van y lo cambian y le ponen flin),  empiezan a ser un asunto de diversión en mis sesiones de butaca... La otra noche, al filo de la hora de irme a dormir, estaba viendo una película bien conocida, 1917, en general magnífica, escenas duras, realistas, de aquel terrible conflicto, trincheras, ratas y  derroche de sangre y sufrimiento y, añado,  sin penicilina .  El protagonista intentaba cruzar un puente metálico derruido; las balas enemigas lo perseguían y rebotaban en los perfiles metálicos próximos... yo juraría que el tirador estaba a su derecha, porque me pareció que los disparos impactaban directamente en ese lado, pero a continuación, el tirador aparecía, según mi  punto de vista, en el lado izquierdo. Tal vez la hora me jugó una mala pasada y mi cerebro calculó mal la distribución espacial de los acontecimientos filmados, pero si mi lector tiene ocasión, bien podría ratificarme o corregirme, sin problema. Estoy seguro de que el puente, el protagonista, prota lo  llaman ahora, y el tirador seguirán en el mismo sitio.  La butaca tiene siempre incorporada una dosis de laxitud y falta de concentración que, por otra parte, es muy de agradecer cuando el día ha sido, como suelen ser los míos ahora, pleno de actividad y , a veces, de pequeños o grandes conflictos. Y aunque la película es en conjunto dura y un tanto pesimista, varias escenas tiernas y humanas y la honradez  que destilan sus personajes principales  la suavizan y permiten al espectador irse a dormir sin renegar de su especie. Que no es poco.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 416
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #36 : octubre 27, 2020, 01:20:15 pm »
Anoche tocó televisión. Y anoche tocó una televisión ( hay donde elegir) repleta de  ideología autodenominada progresista,  donde el guión de muchas de sus creaciones , el estilo de vida y sociedad que muestra, y las secuencias todas se adaptan como un calcetín al pie, sin salirse un milímetro de los cánones bendecidos, al manual progresista que corresponde. Como un plato de cocina en un libro de lo mismo, los elementos con los que se adereza el argumento suelen ser: 1.- Un protagonista principal , joven y apuesto, y si es mujer preferiblemente de ojos azules, con problemas con su siempre repelente y a menudo drogadicta pareja, pareja que suele quedar claro que es solo eso, amigo, sin matrimonio o compromiso social conocido. 2.- Otro personaje simétrico, que todavía suele ser de distinto sexo, o no,  cuyo comportamiento desde la primera escena ya deja claro su interés por el anterior personaje, y que  debe disfrutar de un elevado estatus social y económico, profesional o deportivo, que añadirá encanto al argumento, cuyo final ya se intuye desde la segunda escena. 3.- El ambiente familiar de ambos debe incluir, en casi todos los casos, un hermano gay con su ambiente afín,  y si hay algún niño, que suele haber muy pocos, mejor que sea adoptado y único. 4.- El nivel económico de ambos debe ser de alto hacia arriba, pero siempre trufado con algún conflicto de tipo laboral, económico, empresarial o social en el que aparecerá siempre un personaje perverso, corrupto o tiranuelo. Se coloca todo en un escenario elegante, a ser posible nórdico, repleto de cielos azules y verdes prados, automóviles resplandecientes, casas espectaculares y yates siempre a mano, et voilá, el paradigma de la vida progre en marcha: cero compromisos, cero trascendencia, cero conflictos éticos y valores morales, cero obligaciones mutuas, solo dinero, hedonismo y felicidad a raudales. Dios out. The end. Y así, una y mil veces repetido, el modelo de vida y sociedad que se muestra en muchas pantallas va siendo aceptado por el espectador incauto, que no se da cuenta de que asiste sin saberlo a una sesión más de educación ciudadana de progreso, programa que para él han ideado quienes se dicen defensores de nuestra libertad, bienestar y felicidad. Y si no andamos con cuidado, acabaremos aceptando como normalidad  cualquier cosa que se nos proponga porque una mentira, cien veces repetida , acaba pareciendo una verdad.
« Última Modificación: octubre 27, 2020, 01:33:20 pm por petrusdoa »

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #37 : noviembre 25, 2020, 03:42:53 am »
Me gustaron, una tras otra, las diversas versiones o capítulos, creo que son tres,  de la saga Retorno al Futuro, con su atractiva mezcla de ciencia, travesura y humor, y la genialidad que Spielberg sabe poner en sus trabajos. Pero ayer, nuestro bendito Deneb con sus cosas colocó bajo mi butaca una carga de profundidad que ha puesto en jaque a mi imaginación. En cierto modo, cuando se habla de viajes en el tiempo, uno llega a situarse cómodamente en el guión como un personaje más, que asiste , a salvo, eso sí, a todas sus peripecias, que parecen tan reales como se nos muestran. Pero llega Deneb en Astronomía, ¿son posibles los viajes en el tiempo? y afirma que hay leyes que, mientras lo sean, lo impiden, y pone el ejemplo de la conservación del movimiento, lineal, angular, todos en general...
Y claro, uno duda. Imaginemos: hoy me voy a ir al siglo XX, que me dejé sin hacer algo interesante. Mi cantidad de movimiento mv ( setenta kilitos de nada, a 1 m/seg ) se esfumará del balance de hoy y aparecerá, de improviso, un incremento en el aeropuerto (?) de llegada, sin explicación, o sea, que seré un inmigrante ilegal con su mv también ilegal. Ya solo me faltaría aparecer por Dachau sin papeles en plena barbarie nazi o en el Gulag del padrecito Stalin...
Como por ahora no se cómo rebatir esta rectificación, tendré que conformarme con empezar a ver las películas de este tema con bastante escepticismo. Una pena para mi afición pero siempre es bueno y saludable asentarse en la realidad, en la verdad. Aunque, como las leyes físicas son falsables, ¡ quién sabe !...

deneb

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 288
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #38 : diciembre 03, 2020, 03:57:15 am »
Deneb andaba el otro día, casi la noche,  inmerso en un programa titulado cine de barrio, visionando ( bella palabra ) un film añoso cuando, en pleno involuntario letargo , creyó oir una palabra nueva, que incluso cantada, me sobresaltó. La cantante, una conocida actriz aún viva, el galán ya no, decía repiteré, lentamente. Supuse que estaba desfigurando yo mismo la palabra correcta o esperada, que debiera ser repetiré, pero para mi fortuna, la canción volvía al mismo estribillo y de nuevo, eureka, sonaba, repitiendo lentamente re pi te ré. Tal vez nadie hasta la fecha lo haya notado. No recuerdo el título, pero la trama del guión versaba sobre un concurso entre dos cantantes de moda de hace años... Si la ven y no lo han corregido, el error , o lo que yo creo error,  se repiterá. O, quién sabe, tengo que empezar a pensar en comprarme un buen audífono.

cefas

  • moderator
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 532
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #39 : enero 02, 2021, 05:45:50 am »
Estoy acabando de visionar una serie documental más o menos conocida, Diario de la Segunda Guerra Mundial. A capítulo por mes bélico,  se extiende desde septiembre de 1939 hasta finales  del 1945 ( por ahora) desgranando con todo detalles de datos e imágenes, los avatares del conflicto. Tal vez muy interesante para los que, como es mi caso, gustamos de disponer de abundancia de información sobre algunos hechos que consideramos de suma importancia en nuestras vidas y sociedades actuales. Y saber cuáles fueron, en realidad, los motivos de algunas decisiones políticas que condicionaron las vidas de millones de personas , una vez acabada la contienda. El diario da, por otra parte, la debida importancia a sectores de la guerra que la información general suele dar de forma muy escueta o resumida, por ejemplo la guerra del Pacífico , los frentes en el sureste de Asia y los últimos días de Japón, ya indefenso ante la tremenda superioridad de Estados Unidos ( los aliados) . Carece, en principio, de la vertiente religiosa, sin duda intencionadamente, lo que la priva del sentido y la importancia trascendente que tuvo para millones de víctimas, pero es lo que hoy reina en esta sociedad agnóstica , cuando no abiertamente atea, en la que nos ha tocado vivir. A pesar de éste y otros defectos que podamos encontrar, comparadas con otras series de pura ficción, éstas que muestran las tragedias humanas y la ciencia real y sus terribles avances a la vez destructores y defensivos,  terminan siendo mucho más aleccionadoras, enriquecedoras e interesantes. O eso me parece ahora que he disfrutado de ésta.

petrusdoa

  • Global Moderator
  • Sr. Member
  • *****
  • Mensajes: 416
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #40 : enero 05, 2021, 12:51:53 pm »
Mi butaca esta tarde no está mirando a la pantalla del televisor, sino a la pequeña de mi Pc. Y recorriendo los ficheros musicales que guardo en alguna carpeta casi olvidada, esta tarde he revivido una pieza musical que considero, tal vez compartiendo honores con el Adeste fideles y alguna otra que hoy olvido a propósito, lo más valioso de la música navideña mundial. Es esta una composición coral de Adolphe Adam , cuya música y texto ( de P. Cappeau) ,solemnes y deliciosamente unidos, cantan al mundo la maravilla del nacimiento de Dios hecho Hombre. 
Minuit, chrétiens ! c’est l’heure solennelle, où l’homme Dieu descendit jusqu’à nous. Pour effacer la tache originelle, et de son Père arrêter le courroux. Le monde entier tressaille d’espérance,
á cette nuit qui lui donne un Sauveur. Peuple à genoux, attends ta délivrance, Noël, Noël, voici le Rédempteur,Noël, Noël, voici le Rédempteur...
Medianoche, cristianos, es la hora solemne en la que el Hombre Dios descendió hasta nosotros.  Para borrar la mancha original, y de su Padre detener la cólera. El mundo entero tiembla de esperanza en esta noche que le da un Salvador. Pueblo, de rodillas, espera tu liberación, Noel Noel ( Navidad) he aquí al Redentor... ( hay una segunda estrofa con la misma frase final, Noel, Noel ...))
Una magnífica oración, exultante de gozo, de alabanza y acción de gracias, que puede ser reproducida en Youtube o similares interpretada por muy diversos coros , cantantes y orquestas y en los idiomas varios que solemos conocer.  Para disfrutar y dar gracias. Nadie que sepamos tiene un Dios tan cercano y amoroso. Feliz Navidad a todos.

deneb

  • moderator
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 288
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #41 : enero 19, 2021, 05:17:31 am »
Suelo huir de los vulgares concursos nocturnos de algunas de nuestras cadenas televisivas actuales, pobladas de famosos ( nueva profesión) a los que se les pide que hagan cualquier tontería inútil mejor que su contrincante. Así, anoche elegí como antesala del sueño una película "de guerra" en la que, en resumen, el protagonista y jefe del pelotón  recibe a un joven recluta e inocente al que pretende espabilar, en el lenguaje de la tropa. El infeliz procede de un trabajo de oficina y , para colmo, aunque no lo nombran en ningún momento que yo recuerde,  claramente católico. Para llevar a cabo su formación de combate, el ilustrado jefe  lo entrena  forzándole físicamente , cofusilando, a un prisionero, para empezar,  y le da instrucciones precisas para comportarse en lo sucesivo , eso si, sin ningún respeto hacia la convención de Ginebra, en otros casos que el guion va presentando. Es curioso el proceso que se sigue en la sociedad actual. Cuando una actividad ingresa en la categoría de Arte, parece dejar de tener límites , barreras u obligaciones que respetar. Tomemos el cine. Cualquier aberración o conducta criminal puede ser presentada libremente, sea o no legal o humanamente aceptable, perfectamente respaldada por el derecho ilimitado del artista a tratar el objeto de su obra, sin el añadido, esencial para mí, de alguna consideración moral, ética o por lo menos legal. Es como defender, sin contrapeso alguno, que el fin justifica los medios. El problema del film, en mi opinión, es que el jefe entrenador se presenta como alguien simpático, tolerante,  eficaz, práctico y sin escrúpulo moral alguno, haciéndolo caer bien  y hasta admirable al espectador poco avisado. A la vez, el recluta aparece como un infeliz , víctima segura de sus escrúpulos morales.
Creo que los fundamentos del Arte o de las Artes deberían ser el bien y la belleza, no el revolcarse en lo más abyecto , sucio y animal del ser humano. Esto último, como mucho, y bajo varios supuestos, debería ser tratado como documental o informativo: Los documentales sobre campos de concentración nazis , por ejemplo, sí podrían presentar escenas de ese calibre, porque se conoce claramente su finalidad, que no es la exaltación de las ideas de venganza y dolor humano sin sentido. Sea como fuere, antes de terminar, Deneb prefirió cambiar de canal y pasar a temas menos conflictivos y extenuantes. Y. como suele ocurrir estos días, antes de irse a descansar recorrió un par de videos casi en directo, anoche, sobre la absolutamente hermosa y a la vez aterradora erupción del volcán Kilauea hawaiano, empeñado, semana tras semana, en rellenar de lava el inmenso cráter que lo corona.

piem135c

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 49
  • nuevo usuario
Re:Desde la butaca
« Respuesta #42 : enero 23, 2021, 04:48:00 am »
Pues yo también tengo una butaca desde la que ver y oír la vida un poco a resguardo... No es lo mismo ver el agua desbordarse en tu calle que en la tele, lo puedo asegurar. Me han tocado pocas veces comprobarlo, pero el nudo en el estómago y el sudor frío de la inundación real, cuando no sabes si el agua que tiene en ese momento medio metro de altura va a seguir subiendo y se va a acabar la escalera que te libra de ella, no se parecen en nada al escalofrío de verlo en una pantalla. De todos modos, anoche estuve viendo unos vídeos sobre desastres aéreos, esos donde el técnico sabes que te va a explicar con pelos y señales por qué ocurrió el desastre , y también te traen desasosiego. En concreto, el que llevó a la tumba a JF Kennedy junior en su avioneta, fue uno de ellos. Empezar a comprobar que se le hace de noche, que hay nubes y niebla que le impiden saber por dónde está volando, que tiene muy poquitas horas de experiencia de vuelo nocturno y muchos botones y palanquitas que controlar a la vez, ... todo eso se acumula poco a poco y hace que te involucres en la historia,... tanto que, al poco rato, decidí cerrar el video e irme a dormir. Tengo suficiente con mis propios problemas.